martes, 23 de marzo de 2010

EPÍSTOLA DE LA REDACCIÓN, No: 37



La violencia se impone en toda Cuba de un modo acelerado y peligroso, para los cubanos que tienen la desgracia de convivir en esta isla-prisión. Aunque la obligatoria desinformación a que tiene sometido el régimen comunista a los pobladores de a pie, no permite que aquí exista la siempre necesaria "Crónica Roja".



Aquí se sabe de los hechos de sangre que ocurren en esta república socialista-bananera, sólo a través de "radiobemba", que es como se denomina popularmente al modo de comunicación de persona a persona. Entre amigos, conocidos y amigos se trasmiten las acciones sangrientas, acontecidas en cualquier parte de la isla.



Esto por supuesto trae una gran distorsión entre lo realmente ocurrido y contado como verídico de isleño a isleño. Aquí entra a jugar su papel la Psicología Social, con su Teoría del Rumor, que según plantean los entendidos, cada individuo que actúa cual trasmisor de lo acontecido, le agrega un pequeño elemento exagerativo.



En sus reuniones las autoridades políticas, gubernamentales y represivas, justifican la falta de transparencia informativa en el archipiélago, con el pretexto de no crear un estado de alarma en el seno de la población. Como si la excedida información de boca en boca, de los ya asustados pobladores, no lo lograra.



Otra de las excusas utilizadas por quienes detentan el poder, es que estos hechos delictivos pueden ser usados por los enemigos internos y externos de la Revolución Cubana. Cual manera probatoria de denigrar los logros sociales alcanzados, en más de 50 años, en la construcción del socialismo en Cuba.



Esta última y banal excusa, que sistemáticamente es usada por los apologistas a ultranza del régimen castrista, aspira a lograr un objetivo malsano y deshonesto. Estos mentirosos empedernidos aspiran a dar una imagen de la sociedad cubana muy cercana a la paradisíaca, fundamentalmente hacia los incautos extranjeros.



Y denigran la libertad de información, de lo que ocurre en el amplio mundo y sobretodo en su propia tierra, a los no notificados como manipulados cubanos. Lo cierto es, que para los gobernantes de esta isla-prisión y sus funcionarios, nunca ha constituido un real derecho de los ciudadanos el poder saber toda la verdad a su alrededor.



Sólo ellos, los máximos dirigentes y seguidores escogidos a dedo, están autorizados a conocer lo que detalladamente acaece hacia el interior de Cuba. Como si la gran mayoría de los cubanos fueran retrasados mentales funcionales, hombres o mujeres, incapaces de saber determinar, por sí mismos, el beneficio de la información que se les oculta.



Es una total crueldad, mantener desinformados a todo un pueblo, para aspirar a manipularlo mediáticamente. Las ambiciones políticas conjugadas con el desprecio a sus subordinados, son la razón de ser, de todos aquellos que esconden asesinatos, asaltos y otros delitos, que acontecen en esta isla y pasan en mayor o menor grado en cualquier parte del planeta.



Si miramos con detenimiento la historia de la patria cubana, se puede ver, que la violencia como fenómeno social nunca ha menguado aquí. Desde nuestros Padres Fundadores, los mambises hasta los barbudos del Ejército Rebelde, todos han usado la fuerza para conquistar sus objetivos políticos. Entonces ¿Para que esconder la violencia actual?




FCP.







NOTA DE LA REDACCIÓN:




Este número saldrá con retraso por cuestiones ajenas a nuestra voluntad, entre las que se encuentran:



-Las detenciones al final de enero del Consejo de Redacción.



-El asesinato de Orlando Zapata Tamayo y la detención de nuestro director, Guillermo Fariñas, cuando se dirigía hacia Banes, Holguín donde fue enterrado Zapata. Fariñas comienza desde ese mismo instante una huelga de hambre y de sed, que mantiene en estos momentos en que se encuentra hospitalizado.



-Producto de lo anterior, se perdió el turno de Internet del día 25 de febrero y la dirección del blog comenzó a ser colegiada.



Esperando su comprensión, les agradecemos el apoyo que nos brindan en estos momentos difíciles,





Consejo de Redacción del Foro Cubanacán Press.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada