martes, 23 de marzo de 2010

LA DIVISA PRIMERO, Félix Reyes Gutiérrez.




Félix.jpg



Ranchuelo, Villa Clara, 25 de febrero del 2010, (FCP). Una frase de José Martí, que promulga el gobierno en el poder a través de la radio, televisión, prensa plana y digital refiere: "Los niños nacen para ser felices". Paradójicamente, la administración de Raúl Castro toma medidas contra la salud y felicidad de aquellos que dice proteger.



Lázara Yargelis Contreras Moya, única descendiente del matrimonio conformado por Damaris Moya Portieles y Yanoisis Contreras Aguilar, nació el 3 de julio del 2006, en el hospital ginecobstétrico "Mariana Grajales", de Santa Clara, en Villa Clara, ubicado al sur de la cabecera provincial.



Durante su primer año de vida, la infante que reside en la vivienda # 163, de la calle C, entre Prolongación de Marta Abreu y Callejón de La Esperanza, del reparto Virginia, consumió leche evaporada por asignación de los galenos que laboran en el citado centro de salud. Pues Damaris no pudo amamantarla.



Tras sobrepasar los primeros 12 meses de ver la luz, la niña fue víctima del cambio del alimento, como sucede con todos los infantes de la isla, que arriban a su primer año de vida. A partir de entonces, su mamá comenzó a suministrarle la leche en polvo vitaminada, que se les oferta a los chicos hasta los siete años, en las bodegas, mediante la denominada canasta básica.



El canje del lácteo acarreó trastornos digestivos en la pequeña y fue ingresada, durante 21 días, en la Sala de Gastroenterología del hospital pediátrico "José Luís Miranda". Después de realizado los exámenes médicos, Contreras Moya egresó del centro asistencial con una dieta médica que le valió hasta finales de diciembre del pasado año.



En el duodécimo mes del año 2009, directivos de la Empresa de Comercio en la provincia central del país orientó suspender la distribución de leche evaporada en todos los comercios que expenden el producto en moneda nacional. Esto ocurre, debido a restricciones con la materia prima para su elaboración.



La medida afectó a los infantes con edades comprendidas entre 0 y 1 año. También a los chicos que recibían el producto por prescripción hospitalaria como Yargelis. Su lugar fue ocupado por seis bolsas de leche en polvo, al mes, de 535 gramos, las que tienen cifrado en su parte exterior un letrero, que dice: "Destinado para niños de un año hasta inicio de los dos años".



Ante lo ocurrido, varias de las madres con críos recién nacidos plantearon sus quejas a la directora de la Empresa de Comercio Provincial, nombrada Digna. La que respondió a los demandantes la obligatoriedad de ingerir el producto ofertado por el gobierno, porque en el país no se iba a producir más leche evaporada.



También los afectados se remitieron al vicedirector de la mencionada entidad, nombrado Miguel, quien contestó que había que confiar en la revolución. A lo cual los perjudicados respondieron: "Como se puede confiar en una revolución, que no es capaz de facilitar un producto imprescindible a nuestros hijos".




A mediados de enero del presente año, Lázara retornó al hospital villaclareño. La medida gubernamental le ocasionó vómitos y diarreas. Allí fue situada en la cama # 3 de la Sala antes citada, donde los galenos le orientaron consumir leche fresca fluida, pero después de 24 horas y tras tomar 6 onzas en cada una, persistieron las molestias.



Los que visten batas blancas, sugirieron a la progenitora que la solución de la chica de tres años, podía ser la ingestión de leche ovina o yogurt, pero esta respondió, que si las asimilaba no resolvería el problema, porque el Estado no las oferta en las tiendas por pesos cubanos (PN). Después de tres días de internamiento, regresó con la niña a casa y su malestar aún continúa.



Desde entonces, Yargelis toma yogurt de soya, que adquiere su mamá en la "bolsa negra". Contrariamente, los comercios convertibilizados venden un paquete de leche evaporada, con una capacidad de 410 gramos, al precio de 1.20 pesos convertibles, equivalente a 31.25 PN. Motivos por lo que, Yanoisis manifestó: "Mi hija quedó relegada, para el Estado, la divisa es lo primero".



La-divisa-primero-(2).gif







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada