jueves, 14 de enero de 2010

EPÍSTOLA DE LA REDACCIÓN, No: 32


Las nórdicas oleadas de frío provenientes de Canadá y Estados Unidos de América, hacen estragos entre los cubanos residentes dentro de la isla-prisión. Los isleños están desacostumbrados a tan bajas temperaturas y salen muy abrigados a sus labores cotidianas, como si estuviesen en el Polo Norte.

Estas frialdades han sacado a la palestra pública un fenómeno social, que siempre tratan de obviar las autoridades comunistas del régimen castrista. Una manifestación social que se encuentra en todos los estados de este planeta, tengan estos sistemas socio-gubernamentales el signo ideológico o religioso más variado.

Se trata de la mendicidad, una conducta social que según afirman los líderes comunistas de este archipiélago, desapareció a los pocos años del triunfo de la Revolución Cubana. Los mendigos cubanos son los nacionales, que con mayor rigor soportan estos gélidos avatares climáticos, que les da la vida.

Los menesterosos, por lo general son personas de avanzada edad y con una alimentación deficiente, circunstancia que ha quebrantado su salud física y psíquica. Cuestión que los hace altamente vulnerables a padecer enfermedades respiratorias agudas, las que pudieran dar al traste con sus ya perras vidas.

La dirigencia comunista dió la orden de recogerlos y colocarlos a buen resguardo, por lo que de un modo represivo han sido cazados como animales salvajes. Para ser llevados de una manera forzada hacia sitios bajo techo y allí vigilados, como si ellos fueran los culpables de sus paupérrimas existencias.

Varios organismos estatales fueron responsabilizados por los altos dirigentes fidelistas, con crearles toda una serie de condiciones alimentarías óptimas. Personas allegadas a esta redacción comunicaron, que a estos “pordioseros socialistas” se les otorga almuerzo y comida diarios, que incluye carnes y una buena sopa, así como un excelente desayuno.

Aquí, en la ciudad de Santa Clara, los mendicantes se encuentran concentrados en los predios del antiguo Regimiento Militar “Leoncio Vidal”. Un área dentro del perímetro urbano de la capital provincial de Villa Clara, que tras comenzar la construcción del socialismo, resultó denominada Ciudad Escolar “Abel Santamaría”.

En las últimas décadas los medios de prensa oficialistas provinciales y nacionales, denominan a esta entidad Complejo Deportivo-Cultural “Abel Santamaría”. Pues dentro de él radican la Escuela Primaria “28 de Enero” y el Instituto Politécnico “Raúl Suárez”, el Museo Provincial de Historia, la Sala Deportiva “Amistad”, una Cocina Centralizada y el canal Tele Cubanacán.

Es realmente sorprendente, que ningún periodista de Tele Cubanacán no haya realizado una noticia, con respecto a la recogida a la fuerza de estos indigentes. Porque en realidad no tienen que salir a buscar las novedades, debido a que estas permanecen a solos unos pasos de ellos. Claro que ellos se pueden dar el lujo de obviar lo que todos los santaclareños ya saben.

Todo parece indicar, que el frío descendiente del norte revuelto y brutal, es el responsable de tal desliz ético, en el ejercicio de su profesión de informadores objetivos. Pero no es así, a nuestros colegas los invade una baja temperatura, que es el frío que produce el terror a ser represariados por las intolerantes huestes castristas.

FDC.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada