jueves, 14 de enero de 2010

Un fanfarrón tiburón, arriba del Océano Atlántico al Mar Caribe y se encuentra con otro no menos alardoso, que siempre ha vivido a la entrada del Golfo de México. El tiburón caribeño para impresionar al visitante le dice:

- Aquí yo soy el más temido.

- ¿Se pudiera saber por qué?_ Indagó despreciativo, el oceánico.

- Pues, porque yo me he comido a todos los integrantes de La Niña, La Pinta y la Santa María, las carabelas de Cristóbal Colón, cuando se hundieron.

- Pero…. no me pareces muy agresivo_ Opinó desdeñoso el recién llegado.

- Pues mira que cuando la Batalla Naval de Santiago de Cuba, cuando los acorazados yanquis hundieron la Real Flota Española del Almirante Pascual Cervera, personalmente me merendé a todos los gallegos que cayeron al agua.

- ¿Entonces a usted nadie se le escapa, verdad?_ Acotó irónico, el Tiburón del Gran Océano.

- Claro que no, ningún ser humano puede estar seguro de entrar a las aguas del Mar Caribe, sin que yo de buena cuenta de sus carnes.

- ¿Entonces…. que estabas haciendo tu…. cuando desembarcaron en el yate Granma?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada