jueves, 14 de enero de 2010

¿QUE DERECHOS HUMANOS CELEBRA CUBA? III y FINAL, Licet Zamora Carrandi.


Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 14 de enero del 2010 (FDC). La prensa oficial olvidó mencionar los demás artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH). Los únicos dos apartados a los que hizo alusión fueron de forma incompleta el 25 y 26, en los que sólo se menciona el derecho a la salud pública y a la educación, respectivamente.

Jamás el gobierno comunista de la isla ha reconocido la existencia de presos políticos, mucho menos reconocerá de los tratos crueles, inhumanos y degradantes a los que han sido sometidos todos aquellos que se han atrevido a disentir. Las mazmorras castristas están llenas de presos torturados y vejados psicológicamente.

Aquí la libertad y la seguridad personales se debaten en una incertidumbre, que depende de la coyuntura política del momento. Si el gobierno estadounidense detiene algunos de los espías castro-comunistas, el cubano encierra a decenas de opositores pacíficos por cada confidente descubierto.

La propiedad privada fue conculcada desde los inicios de la Revolución, no se expropió sólo a la gran burguesía, las compañías extranjeras o a los que abandonaban el país. También se privó de sus pertenencias a pequeños propietarios y trabajadores, que con esfuerzo personal habían adquirido alguna posesión.

El derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión así como su manifestación pública y la enseñanza de las mismas, están totalmente prohibidas para los cubanos y las cubanas. Las religiones son toleradas, aunque esto dista mucho de ser plenamente aceptadas, pues siempre son controladas por el aparato represivo estatal, hay libertad de culto, pero no de religión.

De las tantas violaciones que sufre esta DUDH en Cuba, uno de los artículos más transgredidos es el que hace referencia a la libertad de opinión y de expresión. Pues aquí eso conlleva a la expulsión del trabajo, a la pérdida de confiabilidad y a largas condenas de hasta 25 años por difundir “propaganda enemiga”, según la Ley 88 o “Ley Mordaza”.

En el país de los Castro está totalmente prohibido el investigar y recibir información, la difusión de estas sin límites fronterizos ni de medios de expresión. A muchos les costará creer que para los nacionales constituye un lujo los nuevos adelantos de la informática y las comunicaciones, pues hasta el Internet les está vedado.

Seguridad del Estado controla los E- mail, correo postal y teléfonos líneas fijas así como la telefonía celular. Sólo a personal confiable le es permitido el correo digital en sus viviendas, en los trabajos muchos han sido sancionados, por mantener comunicación con familiares exiliados en los Estados Unidos.

El país que se precia de otorgar tantos beneficios a sus habitantes y no dejar abandonado a ninguno de sus hijos necesitados, ahora con las nuevas reformas legales en las que se proponen evitar el “paternalismo”, se ha suprimido de golpe y porrazo todas las ayudas de Asistencia Social. Quedan en total abandono los ancianos, minusválidos tanto físicos como mentales.

A partir de esta medida que el gobierno ha tomado inconsulto y de forma arbitraria, quedaran sumidos en la miseria muchos de los hogares cubanos, lo que conllevará al incremento de la población paupérrima. Preocupante y en verdad grave es esta situación, que los medios de comunicación olvidaron mencionar, el pasado 10 de diciembre.

Si se sigue con el análisis de la DUDH se comprobará que son más los artículos que se incumplen en el país que proclama el socialismo y la justicia social como paradigma y faro para el mundo. No por gusto vociferan los acólitos del régimen, que en esta isla no hay más derechos humanos que los que permite el socialismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada