jueves, 14 de enero de 2010

LA BARBARIE COMUNISTA II y Final, Carlos Valhuerdi Obregón.

Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 14 de enero del 2010 (FDC). A los pocos días del descubrimiento, a la sombra de la madrugada, para así evitar al pueblo que continuaba en sus manifestaciones devocionales, los comunistas la desaparecieron nuevamente y la retuvieron en un lugar desconocido al principio. Después se supo que había sido escondida en una nave de la Empresa Constructora Militar # 3, localizada en Manuelita.

Allí, en ese establecimiento perteneciente al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), el acceso al inmueble se restringió para los propios trabajadores del lugar. Constituyó un misterio, lo que se escondía en el almacén, pues sólo tenían acceso los oficiales de la Contra Inteligencia Militar, encabezados por su jefe el coronel Carlos Valdés.

Con motivo de la creación de la nueva Diócesis de Santa Clara, el 11 de junio de 1995, a solicitud del Obispo Monseñor Fernando Prego Casal, en gesto de “buena voluntad” por parte de las autoridades del gobierno y del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la provincia, finalmente fue devuelta la bella, aunque deteriorada imagen de La Purísima Concepción.

Por la parte del Partido Provincial, estuvo la representación de Miguel Díaz - Canel Bermúdez y las responsables del Departamento de Atención a los Asuntos Religiosos de esa entidad, tanto la de la provincia Villa Clara como la del Comité Central. Por la Iglesia estuvieron: Monseñor Prego, el padre Arturo (hoy Obispo Diocesano) y el Vicario general, Monseñor Arnaldo.

Fue la Licenciada en Filosofía Caridad Diego, quien es la Jefa del Departamento de Atención a Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CC-PCC), la encargada de dar la cara por parte de la nomenclatura castrista. Lo indignante de esta devolución estuvo, en que nunca se ha reconocido públicamente tal arbitrariedad, pues este acto fue privado.

Desde la víspera de ese día, se encuentra colocada sobre una base de concreto, que fue fundida sobre un nylon grueso y doble, que recubrieron en madera, a la entrada de la Iglesia Catedral “Santa Clara de Asís”.A pesar de ser una imagen de exterior, por temor a posibles desapariciones, se decidió que ese sería su lugar, hasta tanto no existiera la seguridad de que fuera respetada.

Cuando la devolvieron, le sugirieron al prelado: “si quería se la reparaban”, a lo que el padre Prego, como gustaba le llamaran, contestó: “No, no la reparen para que las generaciones futuras vean de lo que fue capaz de hacer la exacerbación del fanatismo político y la manipulación de los sentimientos en un pueblo”. Por eso aún muestra los signos de su deterioro.

Recibió golpes y roturas en la boca, barbilla, nariz y en los ojos, también en su mano derecha, igualmente dañaron los bordes del manto, las efigies de los angelitos del pedestal. Los largos años que permaneció bajo tierra, sometida a la humedad del lugar, todo el conjunto se afectó por una especie de hongos, que ablandaron y mancharon, al mármol como secuela.

La parte posterior de la imagen es la que más sufrió los efectos fúngicos, es la porción con manchas casi generalizadas y de mayor reblandecimiento de toda la escultura. Del pedestal original que también era de mármol nunca se ha sabido. La fuente por su parte permaneció en el lugar hasta finales de los años 80, en que fue totalmente demolida para construir una rotonda.

Su nombre verdadero, Inmaculada Concepción de la Virgen María, hace alusión a un dogma de fe católica, que la Iglesia celebra, cada 8 de diciembre, es esta la imagen mayor de la Virgen, de las innumerables que por todo el país la representan. Continuamente visitada por incontables devotos que vienen de diferentes lugares, incluso del extranjero.

Unos acuden a pedirle ayuda, protección en sus problemas y para superar las dificultades diarias, otros a cumplir promesas o agradecer la ayuda recibida, los feligreses del lugar, al terminar la misa, le dedican una “Salve”. Pero cierto es, que todos, creyentes e indiferentes, podrán contemplar de lo que fue capaz de hacer aquí el comunismo y la barbarie humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada