jueves, 13 de agosto de 2009

SE TERMINÓ LA ESPERANZA, Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 13 de julio del 2009 (FDC). Una teoría politológica dice que el poder político solo se puede ejercer de tres modos. El primero de ellos es mediante el terror sobre los gobernados, el segundo es por la creación de sentimientos de esperanza en ellos y en tercer lugar por la sabia combinación de ambos.

El pueblo cubano que reside en la isla aunque desinformado intuitivamente conoce que se encuentra en un momento decisivo de su historia. El gobierno castrista se esfuerza en manipularlo respecto a lo que realmente ocurre en el ancho y vasto mundo, como única manera de controlar la situación interna.

Pero como síntoma indiscutible de que algo raro sucede, está la disminución de las ofertas en las tiendas que comercializan sus productos en divisas libremente convertibles. Hasta hace cerca de un año, en estos centros de ventas se exhibían mercancías disímiles y muy variadas, donde se podía escoger según el gusto o el nivel adquisitivo del cliente.

Cualquier parroquiano hoy se percata que de un producto dado, existe una sola opción de compra. Y lo más aterrador para los compradores, es que ya se hacen largas colas de consumidores para poder adquirirlo. En muchos sitios se dan fenómenos de acaparamiento de lo ofertado por temor a que estos desaparezcan.

En las últimas dos semanas y tras el discurso de Raúl Castro Ruz todos los establecimientos de este tipo, conocidos popularmente como “shopping”, no regidos por el Sistema Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias han sido cerrados. Solo continuaron en la venta de sus mercancías las cadenas de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) y TRASVAL.

Los comercios de otras cadenas fueron clausurados y son vigilados por efectivos de la Contra Inteligencia Militar (CIM). Con el objetivo de que cuando les toque su correspondiente turno, sean sometidos a una auditoria total de todas sus mercancías, los auditores actuantes provienen del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR).

Por las calles de la isla corren muchos rumores respecto a esto que acontece y el más recurrente de ellos es que todas las tiendas pasaran a manos del MINFAR. Mientras otros aseguran, que Raúl no confía en nadie que anteriormente no haya trabajado con él, o sea, deben provenir los potenciales dirigentes del Partido Socialista Popular, Segundo Frente “Frank País” o MINFAR.

Ahora los antiguos camaradas del camuflado partido comunista de la república, se transforman en los secuaces de entera confianza. Los nombres de otrora oscuros personajes como José Ramón Machado Ventura, Raúl Valdés Vivó o Jorge Risquet Valdés-Saldaña junto a sus descendientes, son los hombres fuertes delante y detrás de los parabanes.

Está de fiestas el generalato, pues de pronto se piensa en ellos para asegurar el futuro de la Revolución Cubana. Individuos con los grados de general de división como Antonio Enrique Lusson Batlett, Carlos Fernández Gondín o Amel Escalante García asumen de golpe y porrazo un poder extraordinario, quienes han demostrado una adoración casi beatifica a Raúl Castro.

Sujetos que hicieron sus carreras político-gubernamentales dentro del MINFAR sienten que este es su momento de empinarse y ascender. Hombres como Rolando Alfonso Borges, Homero Acosta Álvarez o Pedro Sáez Montejo tienen el don más extraordinario que se precisa en este vital instante de Cuba, poseen la confianza del propio Raúl.

A muchos de los que estaban aparentemente al lado del antiguo castro-fidelismo les interesa acercarse a los devenidos y nuevos círculos de poder del castro-raulismo. Pero se ven rechazados sin contemplaciones por los raulistas, porque estos nuevos ascendidos tienen una visión castrense-organizativa de que hacer con la sociedad, a la que consideran un gran cuartel.

Con la última intervención oral de Raúl Castro Ruz, el 1ro de agosto del 2009, en la Asamblea Nacional del Poder Popular al pueblo ya asustado se le multiplicó el terror en que está sumido, hace 50 años. Y con la frase del actual gobernante: “… había dicho en la anterior sesión que este sería y es un año de difíciles retos”, entonces… se le terminó la esperanza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada