jueves, 6 de agosto de 2009

¿SI HUBIESEN PENSADO COMO EMPRESARIOS? Fernando Reyes Pérez.

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 6 de agosto del 2009 (FDC). Si a partir del año 59, los gobernantes de Cuba se hubiesen preocupado por el desarrollo sostenible del mismo adecuadamente. Hoy la crisis económica que conmueve al mundo nos hubiera encontrado con una economía fuerte y pudiéramos palear en algo sus mortíferos efectos.

Cuba desde el mismo inicio del triunfo revolucionario, no es miembro de ningún sistema financiero internacional. Razón por la cual, no le ha sido posible obtener créditos de ningún banco y esto le ha servido de justificación al sistema como escudo y culpabilización a otros de la ineficiente dirección de su método económico.

No debemos olvidar que aunque Cuba no recibió créditos de ningún órgano financiero internacional, la antigua y desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Así como el también extinto campo socialista subsidiaron por largos años la maltrecha economía cubana, pero las contribuciones eran entre políticos y no entre empresarios.

Ahora se preguntan los miles de cubanos que viven en la penuria en este sufrido país ¿A donde fueron a parar los miles de millones de dólares o rublos que subsidiaron a la economía nacional? ¿Quiénes son los responsables de que este monto de divisas no fueran invertidas en el mejoramiento del nivel de vida de la población?

La respuesta es muy sencilla, el gobierno de la isla se dedicó con ese dinero a subvencionar y apoyar los grupos guerrilleros para la liberación en América Latina, África o Asia. El dinero destinado a los cubanos andaba por todo el mundo en el Salvador, Nicaragua, Angola, Congo y otros lugares que se hacen interminables.

El gobierno castrista mantuvo su presencia por más de 15 años en Angola. Un país donde era necesario conservar a cerca de 100 000 soldados cubanos, sobre las armas y la atención que recibían los familiares de los combatientes profesionales aquí en Cuba. Estamos refiriéndonos a una erogación multimillonaria.

Ni el más incrédulo ciudadano del mundo podría creer que un país con el atraso económico e industrial que posee Cuba, puede darse el lujo de hacer esos gastos sin tener beneficio alguno. Porque solo a nombre de la solidaridad internacional y a costa del sacrificio del pueblo nadie puede prosperar.

Muchos especialistas no entienden como con la gran cantidad de recursos humanos calificados que existen en Cuba, no se ve un despegue en el desarrollo económico hasta el momento. Pero hay que tener en cuenta que el estado totalitario que rige el destino de la nación no permite ninguna iniciativa particular.

Provenga esta de parte de ningún profesional o ciudadano común, cualquier empuje empresarial debe ser subordinado al gobierno. Y son los funcionarios del mismo, quienes deciden si la misma se lleva a la práctica. Siempre rectorada y como único beneficiario de las ganancias, el estado socialista.

Los cubanos son emprendedores, al revisar artículos de diferentes medios de prensa cubana, hay uno fechado del 4 de enero del 2007, en el diario Juventud Rebelde. Del libro “Miami Dinero Sucio” de Edelberto López Blanch, se señala que el 28 % de las 500 compañías hispanas más grandes en aquel país pertenecen a cubano-americanos.

Se describe la existencia de 1000 millonarios cubano-americanos y 150 de ellos con más de 50 millones de dólares de fortuna. Comparada esta comunidad que solo es el 3.6 % de todos los hispanos en Estados Unidos de América, los millonarios cubanos en comparación con la población hispana e incluso con la americana es muy alto.

Este articulista también señala que los cubanoamericanos son un factor clave en este ese país, pues ahí descansa la mayor economía de este mundo. Lamentablemente López Blanch lejos de regocijarse con el triunfo de nuestros compatriotas, trata de demeritar sus esfuerzos al afirmar que todos esos ingresos son por el tráfico de drogas y personas.

Como siempre estos periodistas serviles al estado, que funcionan como cómplices de las mentiras que difunde el gobierno fidelista. Se advienen a escribir en sus diarios lo que reclaman las esferas oficiales, ellos no pueden hacer otra cosa o de lo contrario no podrían trabajar en un órgano de prensa nacional.

Si todos los cubanos residentes en el archipiélago hubiesen gozado de las ventajas de un gobierno democrático, como lo hacen los exiliados cubanos en Miami. Hoy Cuba contaría con una economía sólida y el pueblo gozaría de un mejor sistema y nivel de vida, pues recursos para ello existen.

Algo que al gobierno no le conviene, pues perderían el control sobre las instituciones y los ciudadanos. Ya que esas no dependerían de los menguados subsidios que reciben del estado. Porque el supuesto paternalismo de estado es la manera oculta de crear una dependencia con el sistema político totalitario.

Por eso es de esencial importancia para los cubanos que el presidente Barack Obama haga un cambio en su política hacia Cuba. Que estas sean realizadas con sentido común, ya que beneficiarían notablemente los esfuerzos por una Cuba democrática y reconciliada, donde sean respetados los derechos humanos, tanto civiles como políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada