jueves, 6 de agosto de 2009

UNA PARLAMENTARIA ACCIÓN RETADARDA, Licet Zamora Carrandi.


Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 6 de agosto del 2009 (FDC). En la agenda del parlamento, existe una Comisión Parlamentaria de Atención a la Juventud, la Niñez e Igualdad de Derechos de la Mujer, la misma reflexionó sobre la recreación. No se puede hablar si es por suerte o casualidad, lo cierto es que ahora les preocupa a los diputados, si tiene o no, donde recrearse la juventud cubana.

Según el periódico Granma, en su edición del 29 de julio: “Los miembros permanentes de este grupo de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, tomaron como punto de partida para el debate los resultados de una investigación del Centro de Estudios Sobre la Juventud, acerca del tiempo libre, los jóvenes, expresiones culturales y tendencias”.

Lo significativo de toda esta situación, es que para nadie es un secreto que la juventud cubana no tiene a donde ir, tanto los estudiantes como los que ya están incorporados a la vida laboral. Es sabido por la mayoría que con los salarios tan bajos que reciben los padres, se hace imposible poder disfrutar de una buena recreación.

La amplia programación concebida para el verano, de la que tanta algarabía se hace, no es conocida por nadie, ni tan siquiera por los que viven en las capitales de las provincias. Lo único que tiene vigencia en el verano es el disfrute de los baños en algunas piscinas, con bastante cuidado, debido al mal humor de los bañistas…. por lo apretaditos que tienen que estar todos.

Otra elección seria un baño en un río, que bien vendría producto al calor que en estos días hace. Pero la tarea es titánica, porque no queda un río que no este contaminado con aguas albañales. La pregunta que se hacen los niños y jóvenes es: ¿Para que tanto trabajan mis padres si no me pueden sacar a ninguna parte?

Pero según los parlamentarios la recreación debe ser con un enfoque multisectorial, integrador y cohesionado. Esto es algo parecido, a que tienes que escuchar “el teque” preparado siempre, como dice la frase de Pedro un joven vecino: “De esta no te escapas, porque esta gente para agobiar tienen el número uno”.

Como es costumbre la culpa de que los jóvenes y los niños no tengan donde ir, la tiene el bloqueo yanqui. Que ellos no se hayan preocupado de buscar alternativas para la recreación de los niños, quienes no tienen, ni un parque de diversión infantil en la mayor parte del país, no se le puede achacar al embargo, ni mucho menos al vecino del frente.

Ser crítico es una virtud, lo primero que deben reconocer es que el tiempo pasa y junto con el las personas crecen y se desarrollan, con estas sus capacidades y mentalidades. De lo que se trata es de reconocer que el país se quedó parado en el año 59, que el poco desarrollo es para el turismo extranjero y no para el nacional.

Cansados de escuchar la jerigonza de los “logros de la revolución cubana”, de oír la burda mentira y manía de achacarle la culpa a los demás de todo lo que nos sale mal. Porque el rey no se puede equivocar y sobre todas las cosas, nada absolutamente nada le puede salir mal. Esperar a 50 años de totalitarismo, para darse cuenta ahora de los errores de la “Revolución Socialista”.

¿Cuándo los diputados serán capaces de reconocer que hoy por hoy la recreación mayoritaria de la juventud cubana es ingerir bebidas alcohólicas? Y que la siguiente opción es escuchar la música depravada, incitadora a la violencia y sexualmente obscena que constantemente ofertan directivos y promotores culturales con la música de regetón.

Reconocer, que el tiempo que han pasado en disputas con los vecinos norteños y sumidos en la narración de los supuestos frutos, que es lo mismo que vivir del cuento durante un período bastante largo. En vez de aprovecharlo en el desarrollo de la nación y pensar en sus habitantes, es más fácil venir ha descubrir hoy que a los niños y jóvenes la recreación les escasea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada