jueves, 11 de junio de 2009

RECTIFICACIONES, Clara Pérez Gómez.

Camajuaní, Villa Clara, 11 de junio del 2009 (FDC). El gobierno de Cuba proclama a viva voz, cual gran victoria lograda, su estancia en el poder durante cinco décadas, pero no cuentan los años que han tenido que retroceder en la historia para rectificar errores. De aceptar esta pérdida de tiempo, admitirían la anarquía imperante en la isla.

Las autoridades se mantienen sin dar un paso de avance para lograr la prosperidad de su pueblo, que obliga a los que en este archipiélago viven, a padecer en carne propia las consecuencias de sus faltas. Apoyados en el miedo a disentir que han logrado sembrar en ellos, por eso nadie protesta públicamente, lo que crea un inmovilismo y se protesta en voz baja.

Los cubanos sufren de Períodos Especiales recurrentes, que en realidad es un eufemismo para no pronunciar la denominación Crisis Económica. Esto implica la carencia de transporte, apagones prolongados, dificultades con la alimentación de la ciudadanía y salarios pagados por el estado que no satisfacen las mínimas expectativas, entre otras muchas vicisitudes.

Ha sido el pueblo cubano como un ensayo social para los gobernantes en la mantención de sus carreras políticas. Debido a eso se dictan leyes hoy, para contradecirlas mañana, por ello es muy común encontrarse con ciudadanos que han cumplido condenas, por causas que después dejaron de tener vigencia.

Se pueden citar cientos de ejemplos, entre ellos la despenalización del dólar, delito que después de ser perseguido y sancionado hasta por su simple tenencia. A partir de solo un discurso del líder de la Revolución Cubana, todos los órganos represivos de la nación dejaron de perseguir, incluso ante de ser publicado en La Gaceta Oficial de la República.

También, el acceso de homosexuales a estudios universitarios, cuyo clímax resultó la ofensiva en todas las universidades del país en 1969, contra los sospechosos de tener esa orientación sexual. Hoy, frustrados ante aquella negativa de continuar carreras superiores, no pocos de ellos viven con tratamiento psiquiátrico y nadie ofrece disculpas por los daños causados.

Refiriéndose a tiempos más cercanos, cuando el ya envejecido ex presidente anunciaba la supuesta mejora de vida de la población. Llego entonces la Batalla de Ideas, adjuntas la Revolución Energética y Universidad para Todos, planes que son ya fracasos y de antemano se sabe quien va a pagar por ellos, el cubano de a pie.

Así, tenemos obras sociales sin terminar que no cumplen ningún objetivo, casas de obreros a medio hacer, molestas interrupciones eléctricas, que se extienden horas. Unido a que las condiciones de trabajo empeoran al no permitirse el uso de artículos electrónicos en horario laborables como bebederos, refrigeradores, aires acondicionados, ventiladores…….

Con escasez de agua por roturas o falta de fluido eléctrico, agromercados vacíos, no transportación de mercancías, las insuficiencias para los pobladores que viajan, ya sea por cuestiones personales o de trabajo. Pero la culpa de todo este desastre no puede caer al suelo, la cargan los moradores de esta isla…. por ser unos derrochadores según los gobernantes.


Quienes fueron obligados a estudiar, amenazados con perder sus puestos de trabajo si no se universalizaban, andan ahora estresados, porque al rectificar, los altos jefes se dieron cuenta de la graduación masiva de personas sin conocimientos elementales. Muchos están al perder cinco años de sus vidas, si no llegaran a aprobar unas urgentes pruebas de ortografía.

Son medio siglo de caos en que los cubanos se han visto inmersos y quienes aquí poseen el poder nunca van a admitir dejarlo. Si se quiere mantener como una nación cohesionada, sin tener en cuenta las ideologías políticas que separan a todos los patriotas, estos deben comenzar a hablar con urgencia de rectificaciones.

digitalcubanacan@gmail.com
http://www. fdcubanacan.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada