jueves, 25 de junio de 2009

SEPARATISMO, ANEXIONISMO Y REFORMISMO, Ramón Jiménez Arencibia.

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 25 de junio del 2009 (FDC). La historia de éste país se resume en una gran marcha del pueblo cubano hacia la conquista de la independencia nacional. Alcanzada la misma, asegurar el disfrute pleno de la libertad, la democracia y el progreso económico al que tiene derecho todo ser humano.

Una larga epopeya de 30 años, matizada por las más grandes acciones heroicas del continente, en un escenario donde se mezclan el arrojo, la valentía, el desinterés, el amor y el patriotismo, sobre todo esto último. Hizo posible la unidad, pese a los prejuicios engendrados por una sociedad esclavista y colonialista.

Analizado el proceso histórico con objetividad, vemos como las corrientes políticas que se formaron a principios de los siglos XIX, deben ser contempladas en su contexto histórico mundial, muy en especial en Europa. No podemos ignorar la historia del Viejo Mundo, si queremos entender la que ocurrió en el Nuevo Mundo.

Se plantea por los historiadores que las luchas políticas comenzaron en Cuba en 1808, concretamente con el asesinato en La Habana del intendente Luís Viguri, acusado de ser partidario de Godoy. Al ser de aquellos cubanos que eran partidarios de Fernando VII y enviaron dinero a la causa española contra la ocupación francesa.

Mientras los estados sudamericanos se independizaban, Cuba aumentaba su población y con ello su prosperidad, pero estos avances no se correspondían con un progreso político. Pues todo estaba supeditado a que las reformas no pusieran en peligro la bonanza económica dada por producción de azúcar, basada en el mantenimiento del sistema esclavista.

El auge de la industria azucarera había enriquecido a la nueva aristocracia y ésta temía que las rebeliones por la independencia en el hemisferio afectara el orden social ya constituido, del cual dependía su bienestar financiero. Estos no eran opuestos a ciertas reformas políticas y económicas, siempre y cuando su status quo no peligrara.

Recordemos que existía un pacto entre los esclavistas cubanos y sus homólogos norteamericanos. Que tuvo su figura principal en la persona del ex - general español Narciso López, lo cual implicaba la presencia de una potencia extranjera que protegiera las posiciones de los ricos hacendados, contra la siempre posibilidad de una rebelión de esclavos.

En abril de l850, Narciso López desembarco en Cárdenas, pero no tardó en ser rechazado, tuvo que reembarcarse. En un segundo intento por Bahía Honda, López fue apresado y fusilado. Algunos estudiosos señalan que buscaba la independencia de la isla, otros historiadores insisten en que lo que realmente deseaba era la anexión a Estados Unidos de América.

Fracasadas las invasiones de López, así como la Guerra Civil de Estados Unidos, estas pusieron fin, al menos por el momento, del interés en la anexión de Cuba a norteamérica. Frente a las tendencias separatista y anexionista, se desarrolló en el archipiélago una tercera fuerza política hegemónica, el reformismo.


Ante un movimiento de anexión vacilante y la posibilidad de independencia todavía remota, algunos cubanos recurrieron de nuevo al intento de lograr reformas del Imperio Español. El reformismo que tuvo su origen en Francisco Arango y Parreño, quien representaba los negociantes que no solicitaban la independencia, sino la igualdad de derechos con los españoles.

Desde el principio del siglo XIX había existido el Movimiento Reformista, éste adquirió nuevos ímpetus a mediados del mismo, a consecuencia de los fracasos de las conspiraciones que pretendían expulsar al poder español y de los levantamientos de esclavos. Ellos no aspiraban a la independencia, sino a ser tratados y poseer los mismos derechos de los ibéricos.

Evaluar en forma exhaustiva con profundidad y rigor histórico el papel jugado por estas tres corrientes políticas de aquella época, el anexionismo, separatismo y reformismo. Resulta difícil encerrarlo en sólo un artículo periodístico, tarea que deviene insuficiente si se aspira a conocer todo el camino recorrido para lograr la independencia de Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada