jueves, 2 de julio de 2009

EPÍSTOLA DE LA REDACCIÓN, No: 7

Desde el pasado domingo 28 de junio del año 2009, la estabilidad de nuestro entorno internacional más cercano pende de un frágil hilo. El presidente pluralmente electo según la constitución de la centroamericana República de Honduras resultó depuesto por tropas militares. Pero esa es solo una parte de la verdad, pues la otra consiste, en que ese mismo presidente desafió a uno de los tres poderes establecidos en todo país con un estado de derecho. José Manuel Zelaya Rosales, una semana antes, había incumplido un mandato del poder judicial.

Una vocación unánime de rechazo a esta forma de deponer a un jefe del poder ejecutivo en cualquier estado, se ha levantado en todo el continente y esto incluye a los gobernantes de los Estados Unidos de América. Los radicales de izquierda se han quedado con un palmo de narices, a la inútil espera del apoyo al cambio de jefe de estado por parte del presidente Barack Obama. Este sería el pretexto ideal para demonizar al actual sistema norteamericano de gobierno y arrojarle todas las culpas de lo que ocurre en “Nuestra América”, como la llamara nuestro apóstol nacional José Martí.

En horas de la mañana del mencionado día, ese payaso que se viste de presidente de Venezuela, arengó en una larguísima comparecencia ante los medios de prensa en la ciudad de Caracas, a tomar cualquier medida, incluidas las militares para reponer a su amigote José Manuel Zelaya Rosales en su puesto presidencial. Por suerte para los pueblos del mundo en general y de América en particular, ya en horas de la noche en reunión en Nicaragua, este alardoso se retractó y donde dijo digo dije Diego.

La situación se complica para los cubanos que residen dentro del territorio nacional, porque tienen familiares allá como cooperantes. Quienes pueden ser vistos por la oposición a Zelaya Rosales como agentes del “comunismo internacional”, preconizado por el mandatario venezolano Hugo Chávez Frías, el boliviano Evo Morales Ayma, el nicaragüense Daniel Ortega Saavedra, el ecuatoriano Rafael Correa Delgado y el maestro de todos los ultraizquierdistas Fidel Castro Ruz. Ojala Dios que es tan sabio y poderoso los proteja, porque ellos a pesar de ser nuestros adversarios ideológicos son tan cubanos como nosotros o los compatriotas en el exilio y la sangre de nuestros coterráneos no debe ser derramada.

“Ojala predomine la cordura en esa hermana nación y todos piensen que lo más importante a tener en cuenta, es que no exista un derramamiento de sangre entre los propios hondureños”, unas sabias palabras dichas por el presidente de Costa Rica Oscar Arias Sánchez, quien no por gusto ganó el premio Nóbel por la Paz., en 1987. Esta y nos las investiduras ganadas o perdidas deben ser la principal esencia para que los hijos de la tierra de Francisco Morazán arriben a un acuerdo, como legítimos patriotas que todos son de esa tierra.

Es la sección Política, donde Ramón Jiménez Arencibia con su trabajo “Otro Gallo Cantaría” describe la tensión social que existe entre las autoridades represivas y la ciudadanía cansada de más de medio siglo de totalitarismo. Por su parte en el artículo titulado “Al Caballo Perdedor” Guillermo Fariñas Hernández especifica respecto a las intranquilidades que se dan entre la cúpula en el poder y los cubanos de a pie, debido a que el nivel de solvencia petrolera del gobernante venezolano Hugo Chávez ha disminuido ostensiblemente. Y Licet Zamora Carrandi en su articulado ¿Cuál Es La Diferencia? desmenuza la hipocresía de los políticos cubanos y latinoamericano en denunciar unas crueldades y callarse otras.

Por otra parte el apartado Sociedad, viene con un vivido reportaje de Clara Pérez Gómez nombrado “Vivir En Oficinas”, donde el lector se percatará que para los dirigentes cubanos altos, medios o bajos resolverle el problema de una vivienda digna para cada compatriota no es un asunto prioritario. Mientras en el escrito “Con Estos Truenos” de Rafael Pérez González, es demostrado con la contradicción, que una población hambreada tiene que ver como se pudren los alimentos por la indolencia generada por socialismo, donde todo es de todos y nada es de nadie.

Con el texto “La Otra América Latina”, el apartado de Historia enriquece al lector, pues se puede aprender como fue la evolución histórica de una de las barriadas más populares y dinámicas de Santa Clara y este esbozo es hecho de una manera magistral a un nivel local, porque según decía el historiador Manuel Moreno Fraginals: “La historia para que sea auténtica debe tener retazos universales, nacionales, regionales y locales”.

Además, en la disertación por escrito “Leer Es Crecer” Feliberto Pérez Del Sol hasta trata de filosofar cual importante es la lectura, para el crecimiento espiritual como seres humanos y da algunas pinceladas históricas del surgimiento de los primeros periódicos en la ciudad de Santa Clara y toda la región del centro de la isla.

Al redactar sobre Deportes Guillermo Fariñas Hernández nos da una panorámica, de porque no existe una verdadera voluntad política y estatal, para lograr que la natación como deporte triunfe en la sociedad cubana. El trabajo resultó con un sugerente título “En Los Mares y Ríos”.

Como lo prometido es deuda Félix Reyes Gutiérrez ejecutó la entrevista correspondiente a este mes de julio y fue realizada bajo el enunciado “Todos Pueden Contar Conmigo”, donde se hace un recorrido por la vida de sacrificios del anciano y veterano luchador anticastrista Idalberto González Gómez, conocido cariñosamente por “EL Nene”.

La colaboración de esta semana es del señor Fernando Reyes Pérez, quien en una visión sobre las irrespetuosas deficiencia al consumidor cubano, posee de un modo intrínseco el comercio minorista del estado castrista. Su autor tituló a su escrito “El Comercio Interior en Cuba”.

Bueno amigos lectores, con mucho amor les damos esta séptima entrega del Foro Digital Primavera, nuestro objetivo primario es mostrarles toda la realidad de la región central de la Cuba , que es hermosa a la vista de los hombres y mujeres de este mundo, pero está triste dentro de las almas ocultas de sus sufridos hijos.


FDC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada