jueves, 16 de julio de 2009

LA DEMOCRACIA Y SUS AMIGOS, Ramón Jiménez Arencibia.

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 16 de julio del 2009 (FDC). Los momentos dramáticos que conmocionan a toda la región, producto de los acontecimientos que vive el pueblo de la República de Honduras. Erosionan la estabilidad de América Latina que está sobre una endeble cuerda floja a punto de romperse.

Constitución, legalidad, respeto a la libertad de expresión y voluntad de la ciudadanía a poder expresarlo a través de las urnas. Estas u otras cuestiones se debaten con fuerza hoy entre los partidos políticos, que desde posiciones diferentes, definen su papel en éste minuto estelar que vive toda América.

Bochornosa es la actuación de varios jefes de estados, que lejos de buscar el fortalecimiento de las instituciones democráticas en este hemisferio, procuran reforzar el caldeado ambiente que se respira desde Las Islas Aleutianas hasta El Cabo de Hornos. Que no es más que el de la eliminación del pluralismo y de la democracia representativa.

Algunos gobiernos que no se prestan a este juego han logrado mantener su independencia frente a la fuerte presión de los “petrodólares” comandados por los sectores de la extrema izquierda. Ellos tienen su mayor expresión en el gobierno de Venezuela y sus socios más cercanos como Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua.

Una fuerte tormenta ideológica se ha desatado en Latinoamérica, las contradicciones se agudizan alrededor de los asuntos más candentes que sacuden a esta parte del mundo. No es una manifestación de la lucha de clases lo que acontece, como afirman los todavía trasnochados marxistas, sino un signo de los nuevos tiempos.

La situación creada en la centroamericana Honduras, obliga a definir posiciones en medio de una zona convulsionada por los profundos cambios ocurridos. Los campos han delineados sus enfoques respectivos, existe un combate en todos los órdenes, entre los amigos de la democracia y sus enemigos.

¿Quiénes son los demócratas en este hemisferio? ¿Cómo ven los sucesos en ese país? ¿Qué partido toman? La situación se torna confusa y muy compleja. Los que en esta región han cambiado el orden institucional al modificar las constituciones con el objetivo de perpetuarse en el poder, apoyan a ultranza al depuesto presidente Manuel Zelaya.

Son los que a pesar de la inmensa campaña de la prensa mediática al servicio del populismo, de los “petrochavez”, han enarbolado el derecho de los pueblos a elegir libremente a sus dirigentes. Estos se han convertido en los más fieles defensores del Estado de Derecho y de la Democracia Representativa, por oportunismo y nunca por convicción.

¿Cuántos son los que en el mundo defienden la democracia en todas sus dimensiones? ¿Cuál es la reacción de éstos frente a los sucesos hondureños? Con suficiente antelación la oposición en esa nación denunció lo que se escondía detrás del referéndum y el peligro que se cernía para la libertad futura del país.

Con el objetivo de perpetuarse en el poder indefinidamente, eliminar los últimos vestigios de democracia que aún existen y marchar hacia la instauración de la dictadura de izquierda, antesala del totalitarismo. Los grupos antidemocráticos estimulan con sus acciones catalizadas y el apoyo financiero, a los que pretenden alterar el orden constitucional de la patria de Morazán.

Alineados en este bloque ultraizquierdista están los gobernantes Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y Raúl Castro, quienes enarbolan una línea antinorteaméricana. Y así encausar a sus pueblos a políticas antimercados, con ataques a la propiedad privada. El primer paso para la eliminación del derecho a la libertad económica y política del ciudadano.

Defender la soberanía del pueblo, el gobierno de la mayoría, los derechos de las minorías, la garantía de los Derechos Humanos. Junto a elecciones libres, igualdad ante la ley, un debido proceso judicial, valores de tolerancia y cooperación. Estos son los aspectos, que los amigos de la democracia levantan como los pilares básicos para subsistir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada