jueves, 30 de julio de 2009

REPORTAJE DESDE UNA PEÑA POLÍTICA, Ramón Jiménez Arencibia.

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 30 de julio del 2009 (FDC). En el país desde hace algún tiempo existen Peñas Deportivas, que siguen los vaivenes de la pelota a lo largo y ancho de la isla. Pero también han surgido grupos de personas que evalúan de cerca los fenómenos cambiantes de la política nacional e internacional.

Han nacidos de los intercambios de opiniones y manejo de criterios que reflejan las incertidumbres que se vive por la ciudadanía. Donde los intereses creados de los que detentan el poder, prevalecen por encima de los principios, el bienestar de la nación y el derecho de los pueblos.

No hay uniformidad, porque no existe un pensamiento único, no se exige unanimidad sobre los problemas a discusión. Y tampoco una posición común de cómo enfrentar el futuro del país o abrir cause a las fuerzas democráticas, para que realicen los cambios que la nación necesita.

Las Peñas Políticas pese a la represión, desarrollan sus encuentros en el parque de Santa Clara “Leoncio Vidal”, una al lado de la otra. El amplio abanico de temas en discusión abarca desde el asilo de un deportista local o nacional, hasta las torturas junto a maltratos a los presos políticos cubanos.

El primero que llega al lugar donde diariamente se reúnen lleva consigo uno de los periódicos oficiales que circulan en Cuba y le dice al resto de los presentes: “Aquí traigo para comentar su contenido, pues es uno de los órganos de prensa autorizados a leerse sin problemas”.

Mientras otro de los participantes en estos coloquios manifiesta: “Muy poco podemos informarnos de lo que realmente acontece nacional e internacionalmente, por este libelo que solo recoge las noticias que al estado le conviene se conozcan, incluso hechos ocurridos que han impactado a la ciudad no aparecen aquí publicados”.

“Revisa bien, para ver si en sus páginas aparece algo relacionado con las Damas de Blanco, las esposas e hijas de los presos políticos, sancionados a elevadas penas de prisión por el solo hecho de escribir, luchar y defender sobre los derechos humanos que dice el gobierno cumple”, dice con jocosidad un viejo jubilado nombrado Alejo.

Explosivos comentarios se suceden con indignación, pues allí surgen palabras de condena al conocer los asistentes que en ocasiones las Damas de Blanco, han sido víctimas del acoso, el maltrato de obra y de palabra por parte de la Policía Política y las fascistoides Brigadas de Respuesta Rápida.

Es objeto de comentario en este coloquio improvisado y semiclandestino, el regreso a la patria de médicos, enfermeros, pedagogos, técnicos en la especialidad deportiva. Tras concluir su colaboración en Venezuela u otros países, como también se comenta sobre si alguien como colaborador desertó.

Según pudo conocer por conversaciones con los colaboradores cubanos, Chávez ha dejado intacto los viejos males del país, el cual presenta un dramático contraste de un estado rico. Mientras subyacen unos altísimos índices de corrupción y crimen organizado, con la mayoría de la población en la pobreza.

Por un instante se detiene el diálogo porque llega hasta ellos la acalorada discusión que se produce en la Peña contigua, que es la deportiva. En ese lugar donde sus miembros impugnan a toda voz la forma en que se organizó la selección al Clásico Mundial de Béisbol del 2009.

Muchos opinan que la Seguridad del Estado es la que da su aprobación o no a los peloteros que integran el equipo nacional, que sin esa recomendación no podrían viajar. La alta calidad como jugador aquí no cuenta, así seas un diamante del béisbol cubano, el deporte en Cuba es un asunto político.

Otro dice por allá: “Manuel Zelaya el depuesto presidente de Honduras es un descarado y un títere de Hugo Chávez. Primero mantuvo toda una mañana y la tarde a todo el pueblo de Cuba en espera que aterrizara el avión donde iba a regresar y cuando le negaron el aterrizaje, ni paracaídas llevaba”.

“Ahora está escondido tras la frontera de su patria con Nicaragua y a través de una emisora de radio, arenga a sus partidarios a que lo vengan a rescatar e introduzcan en tierra hondureña, pero las golpizas solo la reciben los humildes, pues Zelaya permanece bien protegido por Daniel Ortega y Hugo Chávez”, ironiza uno apodado El Colorado.

Un señor algo mayor y calvo comenta: “A Raúl, se le olvidó decir hasta Patria o Muerte en el último discurso en Holguín y todos estamos a la expectativa porque durante el martes, miércoles, jueves y viernes anunció que vendrían muchos cambios , nadie sabe aquí cuales cabezas rodarán pronto”.

Ya es hora de irse, porque viene a participar en la platica un conocido chivato de la Seguridad del Estado y es mejor desahogarse pero no tanto. Pues la unidad del todavía temido G-2, continúa ubicada en la Carretera de Camajuaní y Circunvalación y esto está por caerse, pero aun no está en el piso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada