jueves, 30 de julio de 2009

TELE-SUR Y LA VERACIDAD INFORMATIVA, Joaquín Cabezas De León.


La Ceiba, Camajuaní, Villa Clara, 30 de julio del 2009 (FDC). Los directivos de la corporación Televisiva Estatal Tele-Sur afirman que su gestión es una alternativa informativa al monopolio de las grandes transnacionales privadas. Aseguran que estas controlan la información a nivel mundial y que responden a los intereses de los grandes grupos de poder.

Concebida y patrocinada por Hugo Rafael Chávez Fría, presidente de la República Bolivariana de Venezuela y financiada con los petrodólares de Petróleos Derivados Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA). Tele-Sur constituye una suerte de plataforma mediática de la ultraizquierda latinoamericana.

Comprometida con sus patrocinadores, esta trasnacional televisiva informa desde la perspectiva y cosmovisión de una izquierda que no ha despertado del trasnochado sueño del utopismo revolucionario. Tendencia que tantas páginas desafortunadas de violencia han escrito y escriben en nuestro continente.

Tele-Sur pretende reflejar las realidades en una supuesta dimensión crítico-normativa: Crítica por abordar problemáticas y conflictos qué son realidades ineludibles de nuestro tiempo en esta la parte más pobre de América. Normativa por aventurarse a proponer soluciones populistas a lo Chávez, Correa, Morales y compañía.

¿Es periodismo objetivo la forma con que esta televisora en su política editorial “sataniza” a quien no es de la tribu y glorifica a quien si pertenece?, como si poseyeran la verdad absoluta respecto a lo que ocurre en Nuestra América. El poeta cubano Bladimir Zamora escribió: “Nadie toque a mi puerta si se cree Dios”.

Muchos televidentes en América Latina y del mundo han tenido la oportunidad de seguir el problema hondureño, por las imágenes y trabajos periodísticos de los corresponsales de Tele-Sur. Sus directivos-promotores manifiestan que la veracidad reflejada ha sido única y la contraponen a lo difundido por la CNN, que al decir de Daniel Ortega: “...es el canal de los golpistas”.

Los cubanos no tienen la oportunidad de poder balancear los trabajos de Tele-Sur y la CNN sobre Honduras .Tele-Sur es colada por los eficientes y laboriosos censores cubanos, con el eufemístico nombre de “Lo mejor de Tele-Sur”, mientras la CNN solo se puede disfrutar en lujosos hoteles, muy lejos de las posibilidades económicas de los hijos de Liborio.

La recepción domestica de las trasmisiones vía satélite en los últimos tiempos ha sido reprimida por operativos conjuntos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), autoridades de Radio Cuba y el Departamento de Radio Contrainteligencia. Todas estas entidades ejercen el control y administración del éter radial cubano.

¿Es veras Tele-Sur cuando aborda la realidad cubana? ¿Qué temas difunde? ¿Habrá trasmitido algunas de las habituales marchas de Las Dama de Blanco? ¿Sus corresponsales en La Habana le han solicitados entrevistas a los disidente para conocer sus criterios? o ¿Cuántas crónicas han realizados sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y los presos políticos?

De los eventos efectuados por el movimiento pro-democrático ¿Cuantos han cubiertos sus audaces y profesionales enviados especiales? No tienen respuestas, ni reflejan estas realidades cubanas ¿Cual es entonces la alternativa informativa de la que tanto hablan los directivos o mejor dicho promotores de Tele-Sur?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada