jueves, 9 de julio de 2009

LA DEMOCRACIA Y SUS ENEMIGOS, Ramón Jiménez Arencibia.

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 9 de julio del 2009 (FDC). Los cubanos siguen de cerca los últimos acontecimientos que tienen lugar en Latinoamérica. Sin lugar a dudas es uno de los pueblos que en esta región vive largos periodos de opresión y falta de libertades, bajo un régimen dictatorial, enemigo de los derechos humanos.

Por eso no es fácil engañar a los hombres y mujeres que pueblan la isla. Todos conocen los intereses que están detrás de los acuerdos regionales, resoluciones condenatorias y los ultimátum. A “Liborio”, el pueblo de la isla, estas cosas no le impresionan para nada.

¿A quienes dicen defender, los que con una gran algarabía apoyados en la prensa oficialista, arremeten y llaman a una cruzada por el momento diplomática, sin descartar otras opciones, contra los que mediante un golpe de estado llegaron al poder en la nación hondureña? ¿Se atreverán los izquierdistas latinoamericanos a invadir la patria de Francisco Morazán?

Las razones que se aducen, vienen de los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA). Su jefe máximo, Hugo Chávez Frías, inspirador de esta fuerza, abanderado del Socialismo del Siglo XXI, acusa a los nuevos gobernantes del país centro americano, cuales criminales violadores de la constitución de ese estado.

¿Que ha pasado en realidad? Liborio se preguntó ¿Será acaso verdad que la ambición y el egoísmo de los jueces del poder judicial y la mayoría en el congreso de esa nación, los haya llevado a destituir al mandatario Manuel Zelaya Rosales? Y sin esperar respuesta, el pueblo se contesta así mismo: “Ese cuento……. es más largo”.

Difícil resulta para cualquier ciudadano de este archipiélago, hacer un juicio somero y objetivo de lo que allá ocurre. La prensa al servicio del totalitarismo, manipula toda la información que proceda de ese país, la tergiversa y acomoda a sus intereses, para presentar una imagen distorsionada de la realidad.

Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega, Rafael Correa, Fidel Castro y el ex – presidente Zelaya forman un bloque alrededor de los millones de petrodólares representados por el presidente venezolano. Con el abierto propósito de enfrentarlo a Estados Unidos de América y a su programa de integración regional conocido como ALCA.

No es casualidad, que casi todos ellos con la excepción del gobierno cubano, después de haber sido electos mediante consultas populares, hayan cambiado el orden institucional vigente. Al efectuar referéndums para modificar las constituciones y eliminar los artículos que les impedían perpetuarse en el poder, como también todos aquellos que garantizan el Estado de Derecho.

Nicaragua, país que recibe ayuda financiera del gobierno venezolano, cuya economía descansa en los “petrochavez”, fue el anfitrión de la reunión de los jefes de estados del area, para condenar a los golpistas y exigir la restitución de Zelaya Rosales. Tal parece, que asistían al rodaje de una tragicomedia, pues la democracia representativa era defendida por sus propios asesinos.

Un frente amplio se ha estructurado, los enemigos de la libertad de expresión, de la economía de mercado, del pluralismo político, han juntado sus fuerzas, para escamotear a los pueblos la voluntad de vivir, en una sociedad sin ataduras. Para esto pretenden implantar el continuismo demagógico a cualquier costo, inclusive si tiene que correr la sangre.

Con sus maniobras y chantajes han alterado los principios constitutivos de la Organización de Estados Americanos (OEA). Es por eso, que los nativos de estas tierras ven la libertad rodar como cabeza decapitada por el suelo y hoy comprenden mejor, que determinadas acciones de los hombres en Honduras van dirigidas a salvar la democracia de sus enemigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada