jueves, 19 de noviembre de 2009

CIENTÍFICOS… NO MAGOS, Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 5 de noviembre del 2009 (FDC). Una sorpresiva noticia fue publicada en el periódico provincial “Vanguardia” de Villa Clara, el sábado 31 de octubre del 2009. En ella el colega Ricardo R. González fue autorizado a abordar por primera ocasión, el asfixiante clima de violencia que se vive en este territorio.

Sin embargo, lo interesante de la información a los villaclareños viene dado, porque en ningún momento se hace alusión específica alguna, de los muchos hechos sangrientos suscitados aquí. La referencia proviene de una visita realizada a esta central localidad por la crema y nata de la Sociedad Cubana de Psicología.

Desde el propio título del trabajo periodístico, ya existe la manipulación mediática, sobre todo para los lectores de la Página Digital del Vanguardia, léase a los residentes en el extranjero con libre acceso a Internet. A ellos, no se les ha informado nunca por este medio, de los 18 homicidios entre jóvenes, que han conmovido a la ciudad en el último trimestre.

¿Qué puede significar para este público lector un titular tan inofensivo como Violencia y convivencia en el examen de los psicólogos? Para aquellos que lean fuera de las fronteras de Villa Clara un encabezado tan inocuo, en este lugar de la isla socialista no ocurre nada extraordinario y se continúa en la construcción paradisíaca…. del socialismo.

Expertos de las ciencias sociales en general y de la psicología científica en lo particular, creen en la honestidad de la doctora en ciencias psicológicas Patricia Arés Munzio y su par Roberto Corral Ruso. Ellos declararon cuestiones interesantes, alrededor de la ola de violencia que se ha desatado en este término provincial.

La colega Arés Munzio declaró al reportero, tras el recorrido: “Diferentes estudios y las propias manifestaciones del comportamiento cotidiano ponen sobre el tapete cuanto falta por y quizás lograr esa riqueza interna del individuo, lo que demuestra la falta de una educación para la vida, que no puede confundirse con el nivel de instrucción”.

Un traductor mal intencionado lo diría con mayor crudeza todavía, de esta manera: “Disímiles investigaciones y las propias manifestaciones de la conducta diaria, colocan ante la opinión pública, de cuanto se carece por no haber logrado un patrimonio espiritual en los cubanos, algo que descubre que el Sistema Nacional de Educación solo instruye, pero no educa a nadie”.

Sonó sumamente subversivo y debiera tener mucho cuidado con lo que dice en público, el vicepresidente de la Sociedad Cubana de Psicología, el doctor Corral Ruso, este no se mordió la lengua al afirmar: “La violencia obedece a un capitulo amplio y multifactorial. Es una cualidad en la relación con el poder….”.

Aquí se puede interpretar, una crítica solapada a la esencia del sistema político-social imperante en la isla, desde hace la nimiedad de 50 años. Pues este doctor en ciencias psicológicas reprende al atributo eminentemente represivo, de todos aquellos que ejercen el poder en el archipiélago y confirman que el ejercicio de la violencia por parte de la ciudadanía, no es más que una reacción.

Los profesores Arés y Corral están de acuerdo, que la violencia se debe entre muchas cosas a la falta de espacios habitacionales, el deterioro de las relaciones familiares, las desuniones matrimoniales y el acentuado poder de lo monetario. Continúan con la perdida del amor a los ancianos, al prójimo y cada vez son menores los espacios para el diálogo.

Ambos aseguraron valientemente que montada en una supuesta balanza, la sociedad cubana se inclina hacia la satisfacción material por encima de la espiritual. No lo reflejó el escrito de Ricardo R. González, pero es un modo acreditado de mostrar que en este medio siglo, no ha sido posible formar al Hombre Nuevo Comunista, del que habló el Che Guevara.

Esbozaron las proyecciones investigativas con sus homólogos de la Facultad de Psicología en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas y el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara “Serafín Ruiz de Zarate Ruiz”. Con la integración de Equipos Multi Disciplinarios, buscaran las causas de tanta violencia en Villa Clara y por ende en toda la nación.

Ese no es el problema como tal, en el propósito de intentar acabar con las manifestaciones de crueldad que estremecen a la ciudadanía nacional. La problemática vendrá dada en el momento de las propuestas para alcanzar soluciones, donde quienes detentan el poder político, no van a querer ceder y dejar de aplicar el terror de estado, que los mantiene en sus cargos.

No resultó publicada en el periódico del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba en Villa Clara. Pero cuando uno de los comunicadores invitados les preguntó: ¿Ustedes poseen formulas para terminar con la violencia aquí? La respuesta de ellos fue magistral: “Nosotros somos científicos de la psicología… no magos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada