jueves, 19 de noviembre de 2009

ENCUENTRO DE LA FALACIA, Licet Zamora Carrandi.


Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 22 de octubre del 2009 (SDC). Por estos días se difunde en la prensa nacional y en el Noticiero Nacional de Televisión, el XIII Encuentro Latinoamericano de Comunicación Social, esta vez con sede en La Habana. El evento tuvo como lema: “La Comunicación en la Sociedad del Conocimiento: Desafíos para la Universidad”.

En el periódico Granma Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba, el lunes 19 de octubre se expresa: “En un contexto de integración y fortalecimiento de las democracias, el papel de los comunicadores sociales y las instituciones universitarias adquiere relevancia, sobre todo, por su capacidad para frenar el dominio hegemónico y trasnacional”.

De que democracia se puede hablar en Cuba, cuando todo pluralismo político e ideológico está vedado, además aquí sin tener trasnacionales, existe un dominio hegemónico de la información. Pues hay un solo periódico con varios nombres, una radio y televisión, que responden a los intereses gubernamentales.

Granma informa que se realiza en Cuba, por ser: “prototipo de modelo alternativo hace ya cinco décadas”. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: Alternativo significa: “Capaz de alternar con función igual o semejante. En actividades de cualquier género, especialmente culturales, que se contrapone a los modelos oficiales comúnmente aceptados”.

El doctor Julio García Luís, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, comentó: “Resulta necesario superar el paradigma oligárquico de comunicación dominante…”. En este caso el planteamiento es más aplicable a Cuba, que a los demás países, que poseen Internet y acceso a la comunicación diversificada.

También para que sus planteamientos se hicieran realidad, agregó García Luís: “Para después defender con mayor fuerza a elegir modelos propios de desarrollo”. Es una lástima, que los dirigentes de la isla no quieran reconocer las ansias de cambio de este pueblo y su derecho a elegir un sistema de desarrollo diferente.

Para nadie es un secreto, que en las dictaduras totalitarias la información es manipulada y pasa por sensores, aquellos que dicen lo que puede o no salir en las publicaciones. Además de tener en conocimiento que la veracidad, si no les favorece no la dicen o si lo prefieren es a medias. Sin contar, que no existen las páginas donde se reflejen los hechos de sangre.

Todos los medios de comunicación influyen decisivamente en la promoción y difusión de valores importantes, pueden presentarse como obstáculo para otros valores, incluso desarrollar antivalores de no usarse adecuadamente. El bien, la libertad, verdad, justicia y dignidad humana, son referencias imprescindibles para medir el progreso o retroceso moral de los seres humanos.

Los caminos de la libertad, la verdad y la unidad convergen en el recto uso de los medios de comunicación social, al satisfacer una necesidad natural del individuo y de la sociedad, hoy ya reconocida como derecho universal. Dan a cada hombre o mujer un mayor sentido comunitario, al romper muchas barreras de incomprensión y creándose lazos de colaboración mutuas.

Mediante la libre confrontación de opiniones, se da un mejor conocimiento entre unos individuos y otros, son vehículos de la cultura y el arte, expresión del dinamismo espiritual de los humanos. De ahí la importancia de que los medios de comunicación social actúen y se desarrollen en todos los países.

La dignidad de la persona humana es el apoyo de los principios morales, que han de regular el uso de los medios de comunicación social, la verdad y el bien común, serán sus estímulos constantes. En esta actividad como en cualquier otra no existe la perfección absoluta, pero hacia la exquisitez relativa han de caminar no sólo los informadores sino también los receptores.

Este gobierno no se cansa de eventos y reuniones en el Palacio de las Convenciones en La Habana, mientras el pueblo sobrevive de milagro. Una vez más los convocados se hacen cómplices de las falacias en las comunicaciones, adoctrinándose para de esa forma poder engañar a sus pueblos en beneficio del sistema comunista-populista a implantar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada