jueves, 19 de noviembre de 2009

CRÓNICAS DE UN FESTIVAL DE ROCK I, Feliberto Pérez Del Sol.

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 5 de noviembre de 2009 (FDC). La 12 edición del festival de rock “Ciudad Metal”, celebrada en varios sitios de Santa Clara, cerró, después de cuatro intensas jornadas. El evento asumió como sede principal la plataforma “Sandino”, tuvo de subsedes a los centros culturales “El Bosque”, “El Mejunje” y el cine “Camilo Cienfuegos”, se efectuó del 28 al 31 de octubre último.

El programa estuvo colmado de diversas actividades colaterales, donde todas giraron en torno al referido género musical. Sobra expresar, que concerniente a los conciertos marcharon la mayoría de estas, aunque, en orden descendente, acapararon igualmente la atención, Peñas de Rock, Convención del Tatuaje, Proyección de Videos y Lanzamientos de Fanzines.

Inició la propuesta musical en “El Bosque”, la banda de Camaguey “Grinder Carnage”, el miércoles 28, en la noche, con un set cargado de lo que el vocalista calificó como “grind core death”. El tema debut “Live Massacre”, lo confirmó, al igual que las piezas “Witness in Blood” y “Little Victims”, en “Brutal as Fuck” predomino el estilo “brutal death”, tipo Caníbal Corpse.

Los camagüeyanos no aparecían como oferta de esa noche, más, al no presentarse los santaclareños “Azotobacter”, debieron suplir dicha ausencia. Tarea de fácil resultado para estos muchachos, muy a pesar del aviso de última hora, pues demostraron gran pasión y entrega por lo que hacen, así mismo, el día del cierre tuvieron una segunda presentación, igual de fabulosa.

La siguiente agrupación, formada en Pinar del Río, que subió a escena fue “Tendencia”, cultores de un potente “metal mestizo”, bien elaborado. Los números, “La Tumba que Tumba”, “Al Machete”, “Rebelde”, desbordaron de sonidos afrocubanos, sin embargo, en “Que Te Trague la Tierra” y “Punto”, se les notó fuertes dosis de puro metal.

Al igual que muchos grupos nacionales, los de Vuelta Abajo, recurrieron a los “covers” para animar a un público bien exigente, reunido en la ocasión. Canciones legendarias como “War of Territory” y “Davidian”, pertenecientes a agrupaciones de la talla de “Sepultura” y “Machine Head”, fueron magistralmente expuestas por “Kiko” y su tropa.

Como resumen, al consultar a varios partícipes, en esta primera noche metalera, estos reflejaron como hechos positivos: La masiva afluencia al recinto y excelentes condiciones del mismo. En cuanto a bodrios: La tardanza en el inicio del espectáculo, el titubeo de los porteros respecto a los precios de entradas y grupos que actuarían, por ultimo, dos cortes de energía bien molestos.

Durante la segunda fecha, todos en horarios nocturnos, los grupos locales “Rezistencia” y “Feed Back”, no tuvieron su mejor proyección. Ni los primeros, auto designados “hardcoreros”, ni los segundos, fieles de un “nu-metal” poco creativo, fueron ensalzados por la multitud, estos últimos, compensaron, con una versión a “no te metas en mi vida” de sus paisanos “Eskoria”.

Otro piquete pinareño, “Médula”, se encargó de borrar esta patética imagen, con una de las mejores entregas realizadas por acá. “El Pistola”, un frontman carismático y el bajista de dicha banda, se dieron a la corajuda labor de descaracterizar con sus hirientes textos, a toda una sarta de personajillos “vivebien” y que no cesan de pedir restricciones al sufrido pueblo.

“Revolucionarios si somos nosotros, que con el estomago vació como “Pánfilo”, seguimos tratando de mejorar las cosas”, enfatizó el bajista. Y además planteo: “… la necesidad de que la libertad de expresión sea practicada…”, elementos suficientes para que fuese cuestionada, por parte de los “policías de la cultura”, la permanencia de la agrupación sobre la escena.

Un “metal core” de soberbia factura, fue proyectado sobre una multitud que no dejó de apoyarlos, pues con el puño en alto en calidad de protesta, fueron los garantes de que “Médula” continuara “vivo” sobre las tablas. Finalizaron con sendas versiones a “Ellos dicen mierda, nosotros amén” y “No promise tomorrow” de “Polla Record” y “Stuck Mojo”, respectivamente.

Se corrieron las cortinas de un supuesto escenario y con ellas, la nostalgia que provoca en los amantes del más escuchado género musical, no poder seguir en ese estado de placer, cual éxtasis, que son los conciertos. Al concluir esta segunda jornada, quedó cierto deseo en los “freakys”, de que el mundo será guiado, algún día, por artistas y no por políticos.

Baste hacer un breve análisis del día, donde lo favorable, se vió marcado igualmente con la exuberante asistencia. Desfavorable, claro que lo hubo, máxime, de los organizadores, quienes no cesaron en recordarle a cada formación, el tiempo que le quedaba, sobre todo a “Medula” y la no proyección del film-concierto “Black Symphony”, anunciado en el cine “Camilo Cienfuegos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada