jueves, 19 de noviembre de 2009

LAS JINETERAS FASTEADORAS, Guillermo Fariñas Hernández.


La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 22 de octubre del 2009 (FDC). Las archifamosas jineteras poseen otra categoría, estas son aquellas que incursionan en este morboso mundo de la prostitución para lograr salir del país. Su objetivo principal no es el aspecto económico del problema, sino la faceta de curiosear en el ancho mundo.

Ellas como segmento social se sacrifican para vivir en el extranjero y disfrutar allí de las libertades intrínsecas al capitalismo. Porque las satanizadas sociedades de consumo podrán tener muchos defectos, constantemente propagandizados por los medios de difusión fidelistas, pero parece que tienen varias virtudes, pues todos quieren ir y pocos regresan.

En la Cuba actual, existen conocidas restricciones a los derechos políticos, económicos y sociales de los residentes al interior del archipiélago. Una de estas es que los isleños para incursionar fuera de su tierra necesitan un Permiso de Salida Definitiva o Temporal y en el último caso, este debe estar acompañado de una Carta de Invitación, de alguien que viva en otra nación.

Para la inmensa mayoría de los nacionales viajar al exterior se constituye en una manera práctica de salir de la esclavitud, en que se ven sumidos los residentes de esta isla-prisión. Los cubanos y cubanas en el castrismo como sistema social siempre se han caracterizado por la creatividad e inventivas para sortear el temporal comunista.

Aquí entran a jugar una serie de circunstancias multifactoriales que bordean la crisis financiera y de servicios, que soportan los nacionales de adentro. Aunque este tipo de meretriz arribó hace bastante rato a la conclusión, que para poder prosperar en la vida debe residir definitivamente o por largos periodos de tiempo fuera de su patria.

Usan al jineterismo como una forma expedita de viajar fuera de los predios del comunismo tropical, pero nunca aspiran a vivir a posteriori como consumadas profesionales del sexo. Sus aspiraciones se resumen en dos conceptos claves en sus azarosas vidas, ser económicamente independientes y poseer opción de movimiento por todo el planeta.

Si Nicolás Maquiavelo y su afamada obra “El Príncipe” fueran consultados por analistas de este singular fenómeno, seguro que acudirían a la máxima: “…el fin justifica los medios…”. Entonces estas comerciantes de caricias son discípulas del famoso florentino, puesto el ser prostitutas es su medio y recorrer el mundo es el fin.

A veces, el concepto de “Pueblos Cautivos” no es recordado por los intelectuales del orbe, porque se derrumbó hace cerca de 20 años “La Cortina de Hierro”. Un férreo bloqueo que mantenía aislados a los habitantes del desaparecido Campo Socialista, donde los viajes a países capitalistas vecinos era algo cercano al espionaje.

Por suerte terminó “La Guerra Fría” y con ella cayó gran parte de esa Cortina de Hierro, aunque para desgracia de algunos pocos pueblos, quedan todavía reminiscencias. El avejentado gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro es un desgraciado ejemplo de esto y todos sus ciudadanos no tienen libertad de movimiento fuera del país.

Estas jineteras no pueden vivir aisladas en una urna de cristal, donde se desentiendan de las prohibiciones de salir y entrar cuando lo deseen a su tierra de origen. Como estas limitaciones las afectan como seres humanos buscan un camino corto, ejercen el meretricio y se largan de su patria, que está secuestrada por una familia vestida de verde olivo.

Como sociedad totalitaria en estado de desmembramiento, la isla que padece de muchas corrupciones por la insolvencia material y espiritual. Uno los aspectos más corruptos es el lenguaje, por eso a la palabra inglesa “Fast” entendida como: Rápido y “Faster”, que se traduce como: Más rápido en la lengua inglesa y aquí se tiene como sinónimo de “Viaje”.

Por ello, para los cubanos de pie, estas prostitutas que viajan constantemente al extranjero y hacen poca estancia en su patria, adonde solo traen dinero a sus familiares cercanos. No son unas meretrices cualquiera, ellas pueden durante sus cortas vacaciones aquí, traer videos o fotos en Bahamas, Paris, Egipto o Japón, pues son las jineteras fasteadoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada