jueves, 19 de noviembre de 2009

MIRAR PARA ADENTRO, Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 22 de octubre del 2009 (FDC). Muchos son los cubanos se quedaron sorprendidos ante la Reflexión del ahora Compañero Fidel titulada: “El ALBA y Copenhague”. Este trabajo periodístico fue publicado en el número del martes, 20 de octubre del 2009 e indigna por el cinismo que destila.

Ahí se publicaron frases como esta: “…Gordon Brown presidía en Londres una reunión del Foro de las Grandes Economías del mundo, integrado en su mayoría por los países capitalistas de mayor desarrollo, máximos responsables de las emisiones de dióxido de carbono, gas que origina el efecto invernadero”.

Y prosiguió el reflexionante: “El Primer Ministro británico advirtió que si que si no se alcanza en la Cumbre de Naciones Unidas de Copenhague un acuerdo, las consecuencias serán “desastrosas”… Inundaciones, sequías, olas de calor letales, son algunas de las consecuencias “catastróficas”, afirmó el por su parte el grupo ecológico Fondo Mundial para la Naturaleza”.

El convaleciente Castro Ruz, a continuación redactó: “Gordon Brown, declaró… que si no se alcanza un acuerdo, sin dudas el daño de las emisiones descontroladas no podrá ser reparado con un acuerdo futuro… En realidad… en Bangkok, Estados Unidos estaba al frente de los países industrializados que más se opusieron a la reducción necesaria de las emisiones”.

Eso es verdad, pero solo una parte de la verdad, puesto que junto a los satanizados Estados Unidos de América, pues se opusieron a una disminución en la emisión de gases con efecto invernadero estados políticamente amigos como China y Rusia. ¿Por qué, él muy bien informado Comandante en Jefe no los critica a ellos también?

Su diatriba es parcializada, espuria e hipócrita y tiende a desinformar a la opinión pública nacional de lo que en realidad ocurre. Es cierto, que el conjunto de las naciones capitalistas de mayor desarrollo industrial son las más contaminantes, pero el país que actualmente es el mayor emisor de gases contaminante es la República Popular China.

¿Qué desea esconder Fidel Castro al no escribir sobre esto y en otros de sus escritos opinar sobre el acelerado desarrollo industrial de ese país asiático? ¿Cuál es el misterio de alabar frecuentemente el constante crecimiento económico chino y de su Producto Interno Bruto (PIB), sin aclarar, que es a costa de la naturaleza mundial?

Si se mira de cerca a América Latina como subcontinente, se puede ver que uno de los gobiernos aliados del castrismo, el de la República del Ecuador, transita por un conflicto de origen ecológico. Si al Compañero Fidel le preocupa el futuro de la naturaleza en este mundo, ¿Por qué no se ha pronunciado en sus escritos a favor de los indígenas ecuatorianos?

¿Acaso el doctor Fidel Castro piensa que los cubanos no recuerdan aquella crisis de locura suya, a principios de los años 60 del pasado siglo XX, cuando pretendió desecar la Cienaga de Zapata? El mayor humedal natural que posee la isla y que hubiera significado un daño para el medio ambiente nacional catastrófico e irreparable.

¿Cuándo saldrá una autocrítica suya en una de sus reflexiones, donde reconozca el error que significó la creación de la Brigada “Ernesto Che Guevara”? Entidad subordinada solo a él, que se dedicó a quitar los manglares de las costas cubanas, lo que acarreó la actual salinización de las tierras de cultivos de este estrecho archipiélago.

¿Qué espera el enfermo Comandante en Jefe para indicar a su hermano Raúl, que elimine todas las plantas de marabú? Una tipo de vegetal improductivo tiene contaminadas las áreas de siembra de Cuba y que hasta los propios gobernantes han reconocido, que se debe a la indolencia gubernamental que afecta al sistema.

Mejor sería que el redactor de “El ALBA y Copenhague” interiorizase como bahías, lagos, presas y ríos cubanos están contaminados, porque su gobierno no ha creado una infraestructura para que no sea así. Que no vaya muy lejos, que lo lleven a los ríos Jaimanitas o Kibú, cercanos a su residencia, para que respeto a los temas medioambientales aprenda a mirar para adentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada