jueves, 19 de noviembre de 2009


¡SARA……. LA TRAIDORA! Guillermo Fariñas Hernández.


PRIMER ACTO:

La presidenta del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) # 19 de la Zona # 2 de la ciudad de Santa Clara, estaba muy tensa ante los acontecimientos que se desarrollaban en aquel mes de mayo de 1980. Allí permanecían presentes los compañeros del Departamento Ideológico del Comité provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Eran los días más tensos y complicados en aquella tragedia humana, que después se conocería en los tratados de Historia de Cuba como: El Éxodo del Mariel. Por donde escaparon del comunismo 125 000 compatriotas “confundidos” políticamente y estos cayeron en los brazos del capitalismo brutal…… donde casi seguro se murieron de hambre y necesidades.

Se nombraba Domitila Voz Chiva, era una maestra del nivel primario y ya había sido felicitada por sus camaradas, de como ella apoyaba a la Revolución de Fidel Castro Ruz. Porque precisamente en su CDR era donde se producían los Actos de Repudio…. con mayor combatividad en toda la provincia Villa Clara.

Hoy, se le iba a hacer una actividad de este tipo, a su compañera de magisterio Sara De Bringas, esta había solicitado salir del país, con sus hijos y esposo. Sin embargo, Domitila debía lucirse ante un grupo de dirigentes cederistas de otros territorios de toda la nación, en como se ejecutaba un auténtico Acto de Repudio y como se manipulaba una Brigada de Respuesta Rápida (BRR).

Ella vio, como Sara se apresuraba a abandonar su domicilio en dirección a la Primera Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), lugar desde donde eran acogidos por la Dirección de Inmigración y Extranjería del Ministerio del Interior (MININT). Domitila tomó un micrófono que estaba cerca de ella como por casualidad y le gritó:

- Sara Bringas……… eres una verdadera……. traidora.

Tras esto, se le abalanzó como una tigresa y la golpeó en pleno rostro, su ex – amiga cayó al piso, después no pudo tocarla nuevamente, porque los otros miembros de la BRR la patearon hasta desmayarla. Ella ante la impotencia de no poder destellar en esa pateadura, porque otros se lo impidieron y adelantaron. Dentro de su frustración le vociferó a la golpeada:

- Sara………. traiiiiiiiiiiiiiiidora.

SEGUNDO Y ÚLTIMO ACTO:

Todos estaban expectantes en aquel mismo CDR # 19 de la Zona # 2 en la Villa de Doña Marta Abreu de Estévez. Solo que era el año 2008, sabían del arribo al Aeropuerto Internacional “José Martí”, La Habana de la familia de la ex – vecina Sara De Bringas. Se conocía del interés de la residente en los Estados Unidos de América, en venir en primer lugar a su antigua casa.

Los más jóvenes supieron de la comitiva y se creó gran expectación, porque ella y todos sus familiares resultaron golpeados en aquel sitio, antes de poder salir definitivamente del país. Todos poseían una versión del papel de la vieja cederista Domitila Voz Chiva en la golpeadura, pero esta, ya no era…… ni la presidenta del CDR.

Ahora, ese cargo era ocupado por Pedro “Pipo” Mano Suave, un ex – estafador, según unos arrepentido, según otros reeducado y según algunos un no tan secreto informante del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI). Este decidió hacer un recibimiento con todas las de la ley, a la distinguida compatriota que pronto llegaría.

Algunos trascendidos confirmaban que la señora Sara De Bringas, era hacía muchos años ciudadana norteamericana y que le había sido detectado hacia poco un tumor maligno en la garganta. Razón por la que decidió regresar a su tierra natal, antes de partir de este mundo. Por eso, el Departamento de Seguridad del Estado ubicó a varios agentes vestidos de civiles.

No pocos quisieron enfrentar morbosamente a esa vieja Domitila Voz Chiva a su antigua víctima y ver que ocurría, pues la anciana y jubilada maestra se recuperaba de un Accidente Cerebro - Vascular, que le impedía caminar adecuadamente y tenía muchas dificultades en el lenguaje. Además del fallecimiento de su esposo y la deserción en Venezuela de su única hija médica.

Cuando arribaron los dos vehículos automotores con placas para turistas extranjeros, estos frenaron en medio de la calle y se bajó primero que los otros tripulantes una mujer mayor, pero no tan avejentada como Domitila. Ella era Sara De Bringas, la que se le abalanzó y le propinó un estridente beso en plena mejilla, a la vez que le decía:

- Mi amiga……… nunca nada nos podrá separar.

La vieja Domitila le reciprocó el efusivo saludo con el único brazo que podía mover, por cierto el izquierdo y tras recuperar el aliento, le preguntó:

- Traiiii……. dooooola.

- Si ya se que con esa palabras me despedistes, pues según tú…… soy una traidora a esta Revolución Socialista, pero mi amiga ¿Pudiéramos no hablar más de política?-preguntó Sara.

Domitila miró a los ojos a su vecina y amiga, para después hacer un esfuerzo supremo ante sus impedimentos para hablar y expresó:

- Traiiiiii……. dooooola- Y acompañó su mala dicción con una amplia sonrisa y alegría en su rostro.

Esta última actitud dejó pensativa a Sara De Bringas, a sus familiares y a los vecinos, porque la supuesta frase ofensiva no se correspondía con el rostro amigable de Domitila. Todos quedaron pensativos, hasta que Pedro “Pipo” Mano Suave comprendió de golpe la aparente ofensa y le dijo a la cubano-americana:

- No señora De Bringas su amiga no le ha repetido traidora, sino…. ¿Traes dólares?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada