jueves, 29 de octubre de 2009

A BOLINA EL PAPALOTE, Félix Reyes Gutiérrez.

Ranchuelo, Villa Clara, 8 de octubre del 2009 (FDC). El estado cubano ha dedicado cuantiosos gastos para el desarrollo del deporte nacional. Con los triunfos que obtenía se vanagloriaba y alababa la superioridad del socialismo sobre el capitalismo. Trascurridas cinco décadas la historia es diferente, los fracasos se producen uno tras otro.

A mediados de año, el equipo masculino de ajedrez viajó a Brasil para intervenir en el Campeonato Panamericano, que otorgaba una plaza para el Campeonato del Mundo. El conjunto estuvo encabezado por el ídolo de Güines, Leinier Domínguez, jugador con un ELO superior a lo 2700 puntos.

Entre otros viajaron al gigante sudamericano, el tunero Lázaro Bruzón y el villaclareño Yuniesky Quesada. Sin embargo, después de avanzar hasta la final, los isleños se vieron imposibilitados de alcanzar a los cariocas. Los de la verdeamarela fueron los campeones y ganaron el boleto para el mundial.

Durante julio y agosto, se celebró en varias ciudades italianas, el Campeonato Mundial de Boxeo. Cuba se trasladó a Europa con el propósito de alcanzar el primer lugar, para superar los magros resultados alcanzados en la última Olimpiada de Beijing, si los aficionados nacionales se guiaran por los comentaristas deportivos del gobierno, Cuba hubiese arrasado con todo el medallero.

El equipo avanzó de forma satisfactoria hasta los cuarto de final. Allí se suscitaron las derrotas, una tras otra. Finalmente lograron una sola medalla de oro, igual cantidad de plata y dos de bronce. El potente equipo de Rusia se llevó la corona y el país sede ocupante de la segunda plaza, y relegó a los cubanos a una tercera posición.

Otro de los fracasos le correspondió al sexteto femenino de voleibol. Quien viajó hasta la isla de Puerto Rico, para buscar la clasificación a la Copa de las Confederaciones en Japón. En el torneo Norte Centroamericano y del Caribe (NORCECA), allí le ganaron en dos ocasiones, tres set por dos, a la escuadra de los Estados Unidos de América.

Se obtuvieron derrotas ante el equipo local y las quisqueyanas. República Dominicana se llevó el triunfo y obtuvo la clasificación para el citado torneo. De esa forma Cuba vió esfumarse otra posibilidad de participar en competencias al más alto nivel, pues anteriormente tampoco había clasificado para el Gram Prix.

También, en el octavo mes del año, las muchachas del baloncesto se desplazaron hacia la localidad de Cuiabá, estado de Mato Grosso, en el gigante suramericano de Brasil, para participar en el torneo Premundial de Las Américas, que otorgaba tres plazas para el campeonato del orbe, a celebrase en la República Checa, en el venidero 2010.

Cierto es, que en estos momentos las basquetbolistas del patio ya no cuentan en su nómina con dos estelares jugadoras como la locomotora de Majagua, Yaquelín Plutín y la zurda Yaima Boulet, pero el objetivo trazado se incumplió. Se perdió con Argentina y Canadá en tiempo extra y las anfitrionas también las derrotaron, allí se ocupó la cuarta plaza.

Finalmente el Team Cuba de béisbol cruzó el Atlántico, con el objetivo de recuperar la corona del Campeonato Mundial, perdida ante los norteamericanos, dos años atrás, en Taipei de China. En la primera etapa desarrollada en la ciudad española de Barcelona, los criollos salieron airosos, a pesar de la resistencia que les ofreció la novena de España.

En la segunda ronda efectuada en las ciudades holandesas de Harlem, Rótterdam y Ámsterdam, los cubanos clasificaron en el tercer lugar debido a una derrota ante Puerto Rico y la victoria del país sede frente a los nacionales. Ya en la final de Italia, los estadounidenses les propinaron dos reveses a los isleños, quienes tuvieron que conformarse con el segundo peldaño.

Comentaristas deportivos de la radio y televisión cubana plantearon a raíz de las derrotas, que el país estaba obligado a fomentar las ligas en los diferentes deportes. No obstante saben los gobernantes, que si no liberan a los atletas, los fracasos continuarán suscitándose, las señales indican que de rehusarse, el deporte cubano, como un papalote… se va a bolina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada