jueves, 29 de octubre de 2009

Una vez la Caperucita Roja caminaba por el bosque e iba en dirección a casa de su abuelita. De pronto se topó con un profesor de marxismo-leninismo de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, este filósofo tenía la característica de creer sinceramente en las doctrinas que impartía. Tras ambos educadamente darse los buenos días, conversaron así:

- ¿En qué grados estas ya Caperucita Roja?-Interrogó él.

- Ya terminé el 10mo grado profesor-Respondió la aludida.

- ¿Te gusta la filosofía que te enseñan?-Indagó el maestro.

- Eso depende profesor-Contestó presta ella.

- ¿Caperucita eres materialista o idealista?

- Eso también depende-Respondió.

- ¿Para ti todo depende?-Afirmó él.

- Si-Fue la respuesta.

- ¿De que dependen tus respuestas Caperucita Roja?-La interrogó colérico.

- De si mi interrogador quiere que le hable con Doble Moral o con total sinceridad-Aseguró ella.

- ¿Y desde cuando tú eres capaz de determinar eso?-Preguntó con sorpresa.

- Desde que me obligaron a decir cuando era todavía una pionera: “Seremos como El Che”-Aseguró La Caperucita Roja.

- ¿Por qué precisamente con esa frase?-Le contestó el sofista.

- Pues, porque como voy a aspirar a ser asmática y a que me maten fuera de mi país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada