jueves, 29 de octubre de 2009

INTRANSIGENCIA GUBERNAMENTAL, Félix Reyes Gutiérrez

Ranchuelo, Villa Clara, 1ro de octubre del 2009 (FDC). Dos países con culturas diferentes optaron para su desarrollo por la vía del socialismo. Ambos padecieron la intervención estadounidense en sus territorios. Sin embargo, mientras hoy uno avanza en la esfera socio- económico, el otro cada día se postra más, la fórmula parece ser la tolerancia.

Después de sufrir la ocupación china, francesa y japonesa, el territorio que actualmente ocupa la República Socialista de Viet Nam, sufrió desde 1959 hasta 1975, la invasión norteamericana. Su origen fue la determinación de las guerrillas comunistas de Viet Nam del Sur (Vietcong), apoyadas por Viet Nam del Norte, de derrocar al gobierno survietnamita.

El enfrentamiento desembocó en una guerra entre ambas partes y se convirtió en un conflicto internacional, cuando Estados Unidos de América y otros 40 países apoyaron a Viet Nam del Sur. La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y la República Popular China suministraron municiones a Viet Nam del Norte y al Vietcong.

Se estima que en la confrontación perecieron más de cuatro millones de vietnamitas. Tres millones fueron heridos y cientos de miles de niños quedaron huérfanos. La utilización de napalm mutiló y mató a miles de civiles. El uso de defoliantes empleado para eliminar la cobertura vegetal, devastó el medio ambiente de un país fundamentalmente agrícola.

Viet Nam, que se había fraccionado en 1954, en dos territorios, Viet Nam del Norte y Viet Nam del Sur, se reunificó, el 2 de julio de 1976. Desde entonces tomó el nombre de República Socialista de Vietnam y la ciudad de Saigón, situada al sur de la nación fue rebautizada con el nombre de Ciudad Ho Chi Minh.

En julio de 1995, los vietnamitas restablecieron relaciones diplomáticas con los estadounidenses, a pesar de los cuantiosos daños humanos y materiales que estos les causaron. Con la instauración de una economía de mercado, mantienen un Producto Interno Bruto por encima de 630.50 dólares per cápita y es uno de los principales exportadores de arroz a nivel mundial.

Lo inverso ocurre en el hemisferio occidental, a la entrada del Golfo de México, la República de Cuba sufrió el colonialismo español, a partir de 1512, cuando el soldado ibérico Diego Velázquez De Cuellar fundó la villa de Baracoa. La ocupación dio origen a Las Guerras de Independencia, ocurridas de 1868 hasta 1878, la de 1879 y desde 1895 hasta 1898.

El 10 de diciembre de este último año, se firmó el Tratado de París, acuerdo que significó el fin del conflicto y la renuncia de España a la soberanía sobre Cuba. Un gobierno militar estadounidense administró la isla, hasta el 20 de mayo de 1902, cuando en el archipiélago se instauró formalmente bajo la presidencia de Tomás Estrada Palma una República.

La ocupación norteña contribuyó al logro de ciertas mejoras en el país, como la erradicación de la Fiebre Amarilla. Simultáneamente, numerosas empresas estadounidenses realizaron fuertes inversiones en la economía cubana y adquirieron así el control de muchos de sus recursos, especialmente de la creciente industria azucarera.

A partir de 1924, transitaron por la isla entre otros los gobiernos de Gerardo Machado, Federico Laredo Bru, Ramón Grau San Martín, Carlos Prío y Fulgencio Batista. En 1959, Fidel Castro Ruz tomó el poder y declaró el comunismo en la isla. Nacionalizó las empresas extranjeras y rompió las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos y perdió así su mayor socio comercial.

Durante la década de los 70, Cuba firmó varios pactos con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y países del bloque comunista europeo, los cuales incluían el comercio entre las naciones y la prórroga de los pagos de la deuda externa cubana. El archipiélago cubano pasó a ser miembro del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME).

Con el colapso de la URSS, en los años 90, las ayudas y subsidios del bloque soviético llegaron a su fin. El precio de las mercancías aumentó exorbitantemente. La pasta dental, jabón, aceite comestible y otros productos de primera necesidad, desaparecieron de los mercados. La falta de petróleo suscitó apagones de entre 12 y 18 horas diarias, así como la parálisis de las industrias.

La República de Cuba hoy, se sustenta sobre el capricho gubernamental de no estrechar vínculos con el gobierno del norte, lo reverso al deseo popular. Mantiene alejada la mano de sus vecinos más cercanos, pese a nunca haber recibido los perjuicios de los amigos vietnamitas. Cuba con una economía estatal e insuficiente balanza comercial involuciona cada segundo que transcurre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada