jueves, 29 de octubre de 2009

DONDE NO HAY LIBERTAD……., Félix Reyes Gutiérrez.

Ranchuelo, Villa Clara, 24 de septiembre del 2009 (FDC). El domingo 20 de septiembre, en vísperas del Día Internacional de la Paz, se celebró en La Habana, capital de la República de Cuba, el segundo concierto “Paz sin Fronteras”. Evento promocionado incongruentemente por el cantautor de origen colombiano Juanes.

La actividad desarrollada en la mal llamada Plaza de la Revolución del municipio capitalino de igual nombre, se inicio bajo los acordes de la cantautora puertorriqueña Olga Tañón. Quien entre sus interpretaciones del género musical Merengue llamó a la ecuanimidad de los asistentes, ante la posibilidad de alguna que otra trifulca.

También intervinieron en la actividad, el boricua Danny Rivera, el ecuatoriano Juan Fernando Velasco y los españoles Víctor Manuel, Luís Eduardo Aute y Miguel Bosé. El cantante de rap italiano Jovannoti, así como Cucú Diamante y Yerbabuena entre los foráneos o cubanos residentes en el exterior.

Por los nacionales se escucharon canciones de Amaury Pérez Vidal, Silvio Rodríguez, X Alfonso y Carlos Varela, quien cantó a dúo con Bosé. Además del grupo Orichas y la popular orquesta de música salsa Los Van Van, la cual cerró el espectáculo, tras casi cinco horas de duración.

Después de varios días de promocionado el evento, a través de los medios de difusión masiva del estado cubano. Concurrieron al mismo alrededor de un millón de personas. La generalidad custodiada por miembros de la Policía Nacional Revolucionaria, la Seguridad del Estado, todos vestidos de civil y otros agentes del orden público convocados para el lugar.

Momento lleno de contradicción fueron las palabras del joven colombiano de 36 años, cuando salió al escenario y dijo: “No puedo creer lo que mis ojos están viendo. Este es el sueño más hermoso de paz y de amor que he podido experimentar después de mis hijos. Este es el amor verdadero y celebro profundamente poder estar aquí con ustedes”.

Al parecer el intérprete suramericano y uno de los promotores internacionales del Ron Habana Club, buscaba con la conmemoración estrechar sus vínculos con el gobierno en el poder y no con los pobladores isleños. Pues la masividad, tras la víspera del encuentro de este con el viceministro del Ministerio de Cultura, daba por seguro el lleno total del escenario.

Juanes con su proyecto en la Mayor de las Antillas, olvidó que los cubanos, cual ciudadanos faltos de recreación se desplazan por montones hacia el más recóndito lugar, cuando de artistas extranjeros se trata. Gran parte de los famosos de otros países por su arte, no visitan la isla en rechazo a un gobierno, que mantiene a su pueblo oprimido y falto de libertades.

Echó al basurero a las madres, padres, abuelos, abuelas y demás familiares que sufren diariamente por tener a sus seres más queridos, encerrados en las mazmorras cubanas. Tan solo por el simple hecho de pensar diferente a los hermanos Castro y a la doctrina marxista- leninista.

Borró de su memoria a los progenitores que padecen el distanciamiento de sus hijos y viceversa, porque el estado cubano les niega la denominada Tarjeta Blanca o Permiso de Salida del País. Del mismo modo a los disidentes pacíficos que sufren el allanamiento de sus hogares, arrestos y palizas por discrepar pacíficamente contra el régimen.

Asimismo, los cientos de habitantes que cada mañana al despertar tienen un torbellino en sus mentes, por las precariedades materiales que sufren a diario. El déficit de alimentos, vestimenta, calzado, vivienda, medicamentos, mobiliario, medios de transporte e insuficiente salario.

La palabra paz es sinónimo de concordia, armonía, amistad, avenencia, acuerdo, calma, tranquilidad, silencio, reposo, descanso, serenidad, sosiego y reconciliación. Fatalmente inexistente en el archipiélago cubano, porque donde no hay libertad no puede haber paz. El cantor colombiano que reside en una sociedad democrática… lo sabe muy bien.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada