jueves, 29 de octubre de 2009

DE LO SUBLIME A LO RIDICULO, Clara Pérez Gómez.


Camajuaní, Villa Clara, 30 de septiembre de 2009. (FDC). Es bien sabido por todos, que el sistema de educación cubano a entrado como tantos otros en crisis. Debido a los alternativos cambios de los todopoderosos gobernantes de esta isla, el régimen educativo que aquí existía, con muy buenos resultados, sufrió una benevolente reforma, ocasionando pésimas consecuencias.

Esta revolución educacional, tuvo según ellos la buena intención de que todos en este país fueran graduados universitarios. En su afán de mantener su poder con una buena imagen, no tuvieron en cuenta que no todos los seres humanos tienen la misma capacidad intelectual de crear las bases para estos estudios.

Además de no preparar un personal adecuado, capaz de instruir y educar a todos los que fueron obligados y seducidos a incorporarse a las aulas, su método fue demasiado flexible. Se podía aprobar con buenas notas una prueba de español y literatura con faltas de ortografía y sin saber identificar una obra de Shakespeare.

Por esta razón no es extraño encontrarse a un joven desertor de Pre Universitario por baja inteligencia, ahora cursando una carrera de medicina u otra de cualquier licenciatura. Esto como diría una abuela, hasta el curso pasado en esta isla, era “Coser y Cantar,”de lo que proviene el rechazo social cuando comienzan a laboral.

La culpa de tal desastre no podía quedar impune y para demostrarlo, como si no se supiera la procedencia de las leyes que aquí se implantan, fueron sustituidos en sus cargos los Ministros de Educación y Educación Superior respectivamente. Suplantados estos por Ena Elsa Velásquez y Miguel Díaz Canel.

El refranero popular para referirse a que lo que estas diciendo no es novedoso, acostumbra a usar la frase “Descubriste el agua tibia”. Esto parece haberle pasado a la ministra de Educación en función Ena Elsa, si se interpreta lo publicado en el oficialista diario Granma por la periodista Leticia Martínez Hernández el 19 de septiembre ultimo.

Bajo el titulo “Curso escolar de cambios entusiasmo y compromiso,” devenido de la Mesa Redonda Informativa trasmitida la tarde anterior por la Televisión Cubana la Ministro Velásquez señala la nesecidad del aumento de las horas de docencia sin referirse a las tan contradichas Tele Clases. Además de reconocer la falta de conocimientos de quienes guían el aula.

Por otra parte en esa misma gaceta, el titular de Educación Superior Díaz Canel, parece haber despertado de un largo sueño en lo que a enseñanza cubana se refiere. Pues sin dejar de inmiscuir el fortalecimiento del trabajo político e ideológico al que él se debe, prioriza el rigor de los exámenes en todas las especialidades.

Se comenzó la enmienda con pruebas de ortografía en el último año de carrera, que hicieron perder este tiempo a quienes la desaprobaron, por supuesto fue la mayoría. Lógico resultado si se tiene en cuenta el acelerado y benefactor proceso de preparación docente, antes disfrutado por estos discípulos.

Existe ahora gran desconcierto de alumnos y profesores universitarios ante el cambio de porrazo del sistema evaluativo al que se habían acogido, unos resignados y otros aprovechados debido a la apatía y falta de interés profesional que existe en este país. Según les informaron, este curso entre otras cosas, pueden desaprobar por una falta de ortografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada