jueves, 3 de diciembre de 2009

CRÓNICAS DE UN FESTIVAL DE ROCK III, Feliberto Pérez Del Sol.

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 19 de noviembre de 2009 (FDC). El 31 de octubre pasado, concluyó la última ronda de actividades, que se realizaron como parte, de la duodécima edición del festival de rock “Ciudad Metal-2009”. Finalizaba así un evento que cumplirá, de efectuarse el año próximo, su vigésimo aniversario.

Desde bien tierna la mañana, el centro cultural “Mejunje”, breve recinto de albedrío bajo el cielo cubano, abrió sus puertas y en su interior se produjo la esperada Convención del Tatuaje. Suceso competitivo, donde un grupo de artistas tatuadores, esterilización incluida, marcaron sobre la piel de varios voluntarios polícromas imágenes.

Terminado este vistoso acontecimiento, debía realizarse una conferencia sobre música Rock, la cual, no se efectuó. Los encargados de impartirla vendrían desde La Habana, como si no existieran acá personas con suficientes conocimientos sobre dicha materia, más, estos nunca llegaron y quedó así trunco, tan particular tema.

Durante la noche, la plataforma “Sandino”, acogió de nuevo a bandas, salvo una excepción, que no se habían mostrado a lo largo de las tres fechas anteriores. Esta fue “Grinder Carnage”, terminaría al fin su propuesta, pues como ya se dijo, debieron presentarse el día inaugural fuera de lo previsto, otra vez su característico “grind core”, les acompaño.

Corría la hora 22, cuando sobre la tribuna principal, emergió el grupo local “Eskoria”, toda una leyenda viva dentro del “punk rock” nacional. Comenzaron bien descargozos con “Fiesta” y “Antisocial”, sin embargo, en “No Seas Controlado”, se escucho ya, el compromiso de estos, al cantar “…no seas controlado, ni por dios ni el estado…”.

Mientras los “punkys” se hallaron en escena, armonizaron los temas “Alas del Deseo”, “Enamorado de la Muerte”, “Joder”, “Ritmo de Garaje”, “L.A”, “Eres tú” y “Libertad”. Siguieron con, “Chispa e´ Tren”, donde casi todos los presentes corearon: “chispa e´ tren chispa e´ tren contigo me siento bien, chispa e´ tren chispa e´ tren y marihuana también”.

Un tercer bloque de canciones incluyó a “Cuidado”, “Indeseable” y “Anarkia”, en esta ultima, el centenar de militares-vigilantes, encolerizarían al escuchar: “…yo no acepto ningún gobierno, vayan todos al infierno…no acepto ningún control, sexo drogas y rocanrrol…”. Concluyeron con “No te Metas en mi Vida” y su conocido estribillo “…porque soy peor que el Sida…”.

Otro piquete santaclareño asomó esta última fecha, “Blinder”, practicante de un metal bilingüe técnico y muy fuerte. Piezas como “I Hate my Self”, “Transgresión Moral”, “Culto Hegemónico” y “Post Holocaustic”, fueron bien recibidas, pero la mayor acogida fue cuando cantaron el cover “Matando güeros” de “Brujería”, con el cual se despidieron.

Le tocaría el turno a “Claim”, quienes desde Holguín, mostraron el universalmente notorio “heavy metal”, de claras influencias a “Manowar”. Sorprendieron con el corte “Metal Fire”, que da nombre a su último demo, además en “The Claimers”, el batería se mostró virtuoso, terminaron con la versión “Sad But True” de los californianos “Metallica”.

Sería “Escape”, el ultimo grupo en mostrarse a los más de dos mil reunidos en la magna cita del metal nacional. Para estos capitalinos, cerrar ya les es habitual y sobre la 1 a.m., comenzaron el despliegue de “hard core”, con el tema “Back to the Pain”, seguido de “Hidden Envy”, ambos incluidos en el demo de producción independiente “The Beginning of the End”.

Otros números de buena factura interpretados por estos hardcoreros fueron, “Decisiones”, “Face yuor Fear”, “Deep Hate” y “Símbolos de Libertad”. Así mismo, el publico les coreo los éxitos, “The Beginning of the End”, “Fading Away”, “Veneno”, a la vez que aquellos anunciaban nuevas canciones como, “Ahora o Nunca” e “Invencible”.

Concluyeron su propuesta con ese himno del rock cubano titulado “Rebellion”, pieza que será algún día recogida en la antología del referido genero musical. No pudo ser mejor el cierre, pues, en el mismo, las miles de gargantas congregadas gritaron al compás del cantante “…Cuba rebelión, Cuba rebelión, no más mentiras, cuantos años más…”.

Para concluir esta crónica de apretada síntesis, baste aclarar a los lectores de ultramar y cubanos de futuras descendencias, que la música rock y sus incondicionales seguidores no llegaron a estos días de manera fácil. Se hubo de batallar duro contra un gobierno que persiguió, encarceló y despojo de estudios superiores a varias generaciones de cubanos, solo por llevar el pelo largo.

Por ello, esta 12 edición ha de corresponder a esos roqueros convencidos de que, se debe vivir y morir por lo que uno ama. Vayan pues, estas últimas líneas a los que nunca claudicaron ante el monstruoso aparato propagandístico, que les tildo una vez de seres inferiores, inútiles, amantes de una seudo-cultura. Mil gracias por resistir tan fuerte embate, solo con amor, paz y libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada